astenia primaveral

15 Mar Astenia Primaveral

Astenia primaveral, mito o realidad? La astenia se caracteriza por un estado de debilidad física, de fatiga, acompañada a veces de dificultad para concentrarse, fallos de memoria, trastornos del sueño y dolores musculares y/o articulares…

Y si bien es cierto que todos esos síntomas -o algunos- pueden en realidad estar originados por determinadas enfermedades orgánicas o psicológicas, a menudo sucede que muchas personas, padecen tales trastornos sin causa alguna que los justifique: se trata de la llamada astenia primaveral y su aparición se atribuye al cambio de tiempo, de ritmo, y por lo tanto de estado mental y emocional. Las obligaciones y la rutina son las mismas pero es en uno mismo que reside un trabajo de readaptación.

Sabemos que el clima influye notablemente en nuestro organismo e, incluso, en nuestro carácter. Los cambios de temperatura, sobre todo los bruscos, son factores que incrementan nuestra vulnerabilidad frente a las enfermedades puesto que, por un lado, nuestro metabolismo debe adaptarse a ellos y, por otro, pueden determinar un “terreno” más propicio para el desarrollo de gérmenes patógenos.

En cualquier caso, la astenia primaveral trata de una alteración pasajera que no debe preocuparnos en exceso pues no es relevante y tiene escasa duración; todo depende de la rapidez con que nuestro metabolismo se adapte a la nueva situación. El problema estriba en que durante ese tiempo debemos continuar con nuestra vida normal y seguir rindiendo en nuestro trabajo. Además, debemos procurar mantener nuestras defensas  elevadas para protegernos de enfermedades oportunistas.

Nada mejor para paliar el cansancio y astenia primaveral que un buen plan alimenticio y natural para revertir la situación…

El primer paso es asegurarse de llevar una alimentación rica en nutrientes específicos y vitales que nos ayuden a regular el metabolismo y a mantener en alza nuestro sistema inmune.

Para ello, la base de la dieta debe ser rica en verduras (ajo, cebolla, apio, pepino hojas verdes y germinados) y frutas (fresas, aguacate, frutos rojos, limón, granada, piña, papaya, plátano), consumida en forma también de crudos por su riqueza enzimática. Los cereales y granos deben ser integrales puesto que lo refinado y rico en azúcares producen un aumento súbito del nivel de azúcar en sangre para posteriormente caer en picado.

Debemos mantenernos hidratados a base de agua, caldos e infusiones, así como adoptar el consumo de agua de mar y agua de coco, de gran poder alcalinizante. El aporte de legumbres y fermentados serán fuente prebiótica y probiótica para nuestros intestinos, sinónimo de salud inmunitaria y emocional. Es fundamental que aportemos alimentos reales y de calidad y evitar todo lo posible los procesados y refinados, así como el abuso de harinas y excitantes.

No menos importante, es respetar las horas de sueño, manteniendo horarios fijos para acostarse y levantarse, así como practicar ejercicio físico con regularidad.

El segundo paso es complementando a través de ciertos suplementos dietéticos y plantas que ayuden a tonificar y revitalizar nuestro organismo, así como a elevar nuestro estado de ánimo.

Aliados naturales* para combatir la Astenia Primaveral

  • Coenzima Q10: es una sustancia esencial para la producción de energía en cada una de nuestras células.
  • Ácidos grasos esenciales: tanto el EPA como el DHA mejoran los trastornos del estado de ánimo y la fatiga.
  • Vitaminas del grupo B: son vitaminas indispensables para el buen estado del sistema nervioso además de aumentar los niveles de energía.
  • Potasio y magnesio: son potencialmente beneficiosos para quienes sufren fatiga persistente
  • Jalea real: muy nutritiva y revitalizante.
  • Espirulina: por sus nutrientes esenciales al organismo y función anti-asténica.
  • Ginseng, Eleuterococo y Whitania. Estas tres raíces incrementan el rendimiento físico e intelectual al mismo tiempo que revitalizan el organismo.

* la suplementación debe ser prescrita y supervisada por un profesional de la salud

Artículo elaborado para el periódico BioEcoactual, Marzo 2017

Para leerlo en catalán, haz click aquí

Anterior
Siguiente
1Comentario
  • Cristina Manyer, cocina terapéutica
    Publicado a las 15:47h, 30 marzo

    […] Valorar una buena suplementación natural . Te dejo el enlace a un artículo que ha escrito mi amiga Mareva donde habla de las mejores […]

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR