cremoso de romanesco y avena sin lactosa

28 Nov Cremoso de Romanesco y Avena

Este Cremoso de Romanesco y Avena es un excelente entrante vegetal alcalinizante, de textura sedosa, rico en vegetales, vitaminas y minerales. Se puede tomar frío o caliente según las necesidades del momento y época del año.

Un auténtico hit!!

Rápido de preparar, este cremoso es también de fácil digestión al no contener lactosa, caseína, ni gluten. Regula los niveles de colesterol y saciedad gracias a la acción de la fibra de los copos de avena, almendras y verduras, auténticos aliados a su vez, de la salud y belleza de nuestra piel, uñas y cabellos.

El caldo vegetal aporta una función remineralizante y reparadora , que junto con la vitamina C del nabo y romanesco, cuida y potencia nuestro sistema inmune y defensas. Ayuda también a combatir resfriados y gripes gracias a la acción antibiótica de la cebolla y antibacteriana del tomillo, con lo que no puede faltar en nuestro menú otoñal si queremos poder adaptarnos bien a sus cambios constantes de temperatura.

De poder antioxidante y antiinflamatorio, este cremoso conviene y gusta a toda la familia, incluso a los más pequeños !

Ingredientes para 2 bols de Cremoso de Romanesco y Avena

  • 50 gr de cebolla troceada
  • 1l de caldo de verduras eco
  • 1/2 col romanesco
  • 1 nabo troceado
  • 2/3 T de copos de avena sin gluten
  • 1/4 T de almendras previamente remojadas (8 horas)y sin piel
  • 1 c.sopera de hierbas de Provenza o tomillo
  • chorrito de aceite de oliva virgen
  • pizca de sal no refinada y pimienta
  • opcional: tamari, semillas de amapola, sésamo, copos de avena….

Elaboración

  1. Limpiar la verdura.
  2. Echar un chorrito de aceite de oliva en el fondo de la olla y saltear la cebolla hasta que quede dorada, junto con 1 c.sopera de las hierbas de provenza.
  3. Añadir el litro de caldo, junto con el nabo y dejar que hierva durante 5-6 minutos.
  4. Añadir luego el romanesco, los copos de avena y las almendras, dejar durante 3-4 minutos.
  5. Apagar y llevar todo a la batidora. Batir hasta que quede textura sedosa, y añadir sal y pimienta al gusto.
  6. Servir con semillas de amapola, sésamo negro, unos copos de avena, y tamari si se desea.

 

Se trata de una crema vegetal versátil que sorprenderá y favorecerá nuestra salud desde dentro hacia fuera, tal y como nos merecemos!

Buen provecho!

Receta elaborada para Bioecoactual, Noviembre 2016.

Para leer la receta en catalán, haz click aquí .

Anterior
Siguiente
Tags:
No hay comentarios

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR