estres-bioecoactual

08 Feb Estrés bajo control

En nuestra sociedad actual, entre el trabajo, las obligaciones, la presión y las prisas, solemos llevar un ritmo totalmente antinatural y que día a día nos va desgastando…Si a todo esto, le sumamos la poca luz solar y el frío de esta época del año, no es de extrañar que nos lleguemos a sentir en esa situación en la que a veces el estrés, simplemente nos supera.

Y es que hay que saber diferenciar el estrés pasajero, el que se comporta en un momento puntual como una respuesta natural de adaptación ante cualquier cosa que nos cause una perturbación (desde la exposición al frío hasta reacciones emocionales fuertes), del estrés extremo o duradero, que actúa como factor desencadenante de múltiples síntomas y patologías.

Algunos ejemplos son la ansiedad, el insomnio, la depresión, la angina de pecho, el envejecimiento prematuro, las migrañas, las úlceras, la disbiosis intestinal y candidiasis, la hipertensión,  psoriasis y eccemas, la falta de apetito sexual, el cáncer, etc…

La clave está en:

  • en comer equilibrado y variado, preferiblemente poco y varias veces al día para evitar los picos y bajones de glucosa, así como evitar o limitar la ingesta de cafeína, alcohol y azúcar.
  • suministrar los nutrientes necesarios para una adecuada función y síntesis de las hormonas suprarrenales, responsables de mantener el equilibrio de diversas funciones corporales frente al estrés.
  • practicar de manera regular ejercicio físico y técnicas de relajación como la meditación o yoga, de cara a combatir la tensión física y emocional, y reequilibrar los niveles de energía.

 

Nuestros aliados: nutrientes y fitonutrientes*

  • Vitaminas del Complejo B y vitamina C

Imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso, también intervienen en la actividad de las hormonas suprarrenales. Su déficit es común en períodos de estrés, asociado a la aparición de ansiedad y cansancio.

  • Ácido pantonéico (vitamina B5)

Considerada como la vitamina anti-estrés por excelencia, participa en la producción y regulación de los neurotransmisores así como en la correcta actividad de nuestras glándulas suprarrenales.

  • Magnesio

Mineral de gran importancia para el equilibrio del sistema nervioso y muscular, actúa como defensa anti-estrés del organismo . Su déficit puede conducir a irritabilidad, tensión, falta de memoria, fatiga e insomnio.

  • Omega 3

Nos permite controlar la síntesis de cortisol, la hormona del estrés, además de aumentar la tasa de serotonina y regular los niveles de dopamina, las hormonas del buen humor y bienestar. Necesario para llevar a cabo una buena comunicación neuronal y un funcionamiento cognitivo eficaz.

  • Rodiola

Estudios científicos han demostrado su función adaptógena, es decir, que nos ayuda a regular los niveles de estrés, a protegernos contra la fatiga y a proporcionarnos una resistencia contra el estrés.

  • Ginseng

El Panax ginseng usado particularmente como tónico, intensifica la función de la glándula suprarrenal y mejora nuestras reacciones frente a diversos factores estresantes gracias a sus componentes activos llamados ginsenósidos. Se le considera como un termo-regulador del estrés manteniendo la homeostasis corporal durante los momentos de “desafío” de éste.

  • Kava-kava

Planta de propiedades ansiolíticas y relajantes científicamente demostradas, también agudiza la alerta mental convirtiéndola en una planta preferiblemente de uso diurno.

 

* la suplementación debe ser prescrita y supervisada por un profesional de la salud

Artículo escrito para Bioecoactual, febrero 2016 , sección Salud y Suplementos nutricionales.

Para leerlo en catalán , haz click aquí.

Anterior
Siguiente
No hay comentarios

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR