cabello y uñas

27 Sep La salud del cabello y uñas empieza desde dentro

El cabello es una continuación de nuestro cuero cabelludo y las uñas son una estructura anexa de la piel, su belleza y salud dependen en gran medida de la salud general, pero sobre todo del interior del organismo, especialmente del sistema hormonal, nervioso y digestivo. Por esta razón, la salud del cabello y uñas empieza siempre desde dentro…

El hecho que en todas las sociedades y culturas el cabello se haya considerado atributo de salud y belleza, explica su importancia psicológica y social. Es por ello que los cambios fisiológicos y patológicos del cabello, tanto en hombres como en mujeres, acostumbren a ser motivo de preocupación…

En otoño, al ser tiempo de muda, la caída de cabello se ve más pronunciada. Ante ello es recomendable nutrir y prevenir esa caída luchando contra posibles déficits y aportando nutrientes vitales para su buena salud y aspecto.

Cuestión de equilibrio

Es necesario proteger y mantener el equilibrio natural de la fibra capilar y de las células de las uñas y cabello favoreciendo una buena higiene tanto alimentaria como digestiva. Para ello debemos:

  1. Mantener una alimentación equilibrada aportando alimentos de calidad y variaos, abundante en frutas frescas y verduras ricas en antioxidantes, algas, ajo, cebolla, junto con cereales y granos integrales, especialmente la quínoa, mijo y avena sin gluten. Por otro lado legumbres como guisantes, judías verdes, así como germinados, frutos secos y semillas oleaginosas.
  2. Una buena hidratación a través del aporte de agua, agua de coco, licuados y batidos así como infusiones y caldos vegetales.
  3. Reducir los niveles de estrés como factor importante en el desarrollo de alopecia y déficits nutricionales.
  4. Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  5. Adoptar un superalimento en la dieta: polen, levadura de cerveza o nutricional, espirulina, chlorella y germen de trigo en copos en polvo.

 

Nuestro aliados *para el cabello y uñas

Vitamina E: interviene en la reducción de los radicales libres. Junto con el Selenio, protege contra las mutaciones celulares.

Cobre: necesario para mantener la pigmentación en nuestro cabello además de una piel sana.

Azufre: favorece igualmente la pigmentación y depura el hígado.

Silicio: resulta fundamental en la biosíntesis del colágeno, de modo que su carencia produce estrías por pérdida de elasticidad de los tejidos y envejecimiento prematuro.

Hierro: es un mineral indispensable en la producción de la hemoglobina, gracias a la cual el tejido tiene buen color.

Zinc: es un mineral que puede ser eficaz en determinados casos de alopecias, participa junto a la vitamina A en la regeneración del tejido cutáneo, en la síntesis del colágeno y la elastina, componentes importantes de uñas y cabello.

L-cistina, metionina, y complejo B: aminoácidos y vitaminas necesarios para el metabolismo folicular y la formación de queratina (componente principal de las capas del cabello y uñas.

Omega 3 y 6: ácidos grasos esenciales que devuelven brillo y vitalidad a los cabellos secos, así como uñas quebradizas, actúan como antiinflamatorios naturales.

* la suplementación debe ser prescrita y supervisada por un profesional de la salud

Artículo escrito para Bioecoactual, octubre 2016 .

Para leerlo en catalán, haz click aquí.

 

Anterior
Siguiente
No hay comentarios

Publica un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR