yogur vegano con mango

30 Ene Yogur vegano con mango

Esta delicia de Yogur vegano con mango ha venido para quedarse en la familia de la Happy Food Therapy! Sabes por qué? Pues porque además de estar exquisito, es casero y hecho a base de ingredientes 100% naturales, rico en proteína pero sin lactosa, ni tampoco caseína.

De textura cremosa, rica en calcio gracias al porte de las semillas de sésamo y almendras, así como en magnesio y Omega 3, dos elementos anti-estrés, que desinflaman y reparan tu organismo, esta copa de yogur vegano con mango va a hacer que disfrutes como nunca del hecho de cuidarte y mimarte♥

La carne del coco joven (verde) es ideal para elaborar yogures, helados y salsas, y su agua es un auténtico elixir rico en potasio y electrolitos (misma composición que nuestra sangre), ayudando a combatir la retención de líquidos y siendo una bebida anti-fatiga y reconstituyente. La carne del coco verde es de poder alcalinizante y bajo en azúcares y grasa (a diferencia del coco maduro), una vez abierto (ver más abajo, en trucos/recomendaciones), hay que partirlo por la mitad y con una cuchara sopera, rascar y extraer su carne/pulpa con delicadeza. ya está 😉

Te propongo una versión de yogur vegano con mango, hecho con té kombucha del que, si ya me conoces, sabes que soy fan, por sus propiedades digestivas e inmunoestimulantes, entre otras. Una bebida rica en probióticos al tratarse de un té fermentado, con aporte de enzimas y vitaminas, al que se le puede también añadir diversos sabores como por ejemplo de manzana con jengibre, o incluso de hibiscus con granada, como lo hacen de manera tan artesanal y con cariño en kombutxa.cat . Para esta receta, yo he usado el de manzana con jengibre pero siéntete libre de usar el que quieras y  te inspire! Eso sí, que sea de calidad, preferiblemente en dietética o proveedor/tienda de confianza.

yogur vegano con kombucha

El mango viene a acompañar este yogur vegano por su suave dulzor pero sobre todo por su riqueza en vitamina C, clave para el sistema inmune, y sus enzimas que favorecen la descomposición y digestión de las proteínas. Además también es una fruta rica en fibra prebiótica, lo que optimiza el crecimiento de tu flora intestinal, y ya sabes que el intestino, es nuestros segundo cerebro! Así que este manjar no solo cuida de nuestro cuerpo físico, sino también del mental y emocional. Al ser rico en betacarotenos, el mango también reduce los efectos de los radicales libres tanto en piel como ojos, todo un aliado de nuestra belleza.

Con ganas de probarlo? Pues adelante! Manos a la obra :)

Utensilios

-Batidora de vaso potente (mínimo de 750 Wtts)

-Procesadora o personal blender

Ingredientes para 2 raciones de yogur vegano con mango

  • 1/2 taza de almendras sin piel o anacardos o nueces de Macadamia activados (previamente remojados la noche anterior, y colados)
  • 1, 5 taza (450 gr) de carne de coco joven verde
  • 1/3 taza de té fermentado kombucha al gusto
  • 1/2 taza de agua del mismo coco joven
  • 2 c.soperas de semillas de sésamo molido
  • 5 ml de sirope de coco
  • 5 ml de vainilla en polvo
  • 1 mango pelado y deshuesado.
  • 1 c.postre de cáscara de naranja bio (o mandarina, limón bio)

Elaboración

  1. Batir la carne de coco joven y el agua de coco, hasta que quede todo bien mezclado.
  2. Añadir los frutos secos filtrados y el té kombucha, volver a batir hasta que quede todo bien mezclado.
  3. Añadir el resto de los ingredientes, salvo el mango y la cáscara de la naranja, y volver a batir hasta que quede todo homogéneo y la textura deseada ( se puede añadir más agua de coco si se prefiere que quede menos cremoso).
  4. Servir en tarros de cristal y reservar.
  5. Procesar el mango hasta obtener su puré.
  6. En una copa, servir el puré de mango y luego, por encima, el yogur.
  7. Espolvorear con la cáscara de la naranja por encima.
  8. Y listos!! Puedes consumirlo al momento o dejarlo en nevera para darle un toque refrescante.
  9. A masticar y disfrutar!!

yogur vegano con mango visto desde arriba

Trucos y Consejos para la receta de Yogur vegano con mango

  • Para abrir los cocos es recomendable usar un machete o un cuchillo de hoja ancha (yo compré uno en un chino). Una vez colocado el coco sobre una superficie plana (como la encimera por ejemplo) y SIN AGUANTARLO, hay que darle 4 golpes secos hasta formar un cuadrado, que luego levantarás. Existen también abridores especiales para cocos, chequealos en http://cocoshop.eu/es/abridores-de-coco-14 . Verter su agua en un bol preferiblemente con un filtro-colador, y una vez extraída su carne, se puede congelar lo que ha sobrado para futuras deliciosas recetas…
  • Si no consigues té Kombucha, puedes usar 2 cápsulas de probióticos para mantener las propiedades beneficiosas para tus intestinos. Los encuentras de venta en farmacias o amazon. No hace falta que compres los más caros, con que tengan las cepas de Lactobacillus y Bifidobacterium es suficiente. Tendrás que añadirlos en la batidora al final del todo, y dejar los tarros reposar fuera de la nevera durante unas 12 horas, tapado con una malla o trapo de cocina limpio.
  • Si prefieres o debes evitar los frutos secos, puedes hacer tu yogur con solo la carne de coco joven (o vice versa), aumentando simplemente su cantidad hasta obtener la textura deseada, así de fácil.

Buen provecho con la Happy Food Therapy!!

Anterior
Siguiente
Tags:
1Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR