Crema de Boniato y Kale

crema de boniato y kale

Cuidarse, es un placer. Y uno grande, con sabor a Crema de Boniato y Kale. De alto poder reconfortante, antioxidante, antiinflamatorio y prebiótico, se trata de una verdadera pócima medicinal para cuidarnos durante todo este otoño.
Alta en fibra y especialmente en una de gran interés para nuestros intestinos, nuestro segundo cerebro, gracias al almidón resistente del boniato, que una vez cocido y reposado durante 24 horas, se convierte en fibra aprovechable para nuestra microbiota, responsable de generar nuestra serotonina, responsable de nuestra felicidad y estado anímico, entre otras muchas cosas…
Cremosa y de color intenso anaranjado por su aporte en beta-caroteno, aportado por el mismo boniato, zanahoria y cúrcuma, necesarias para el cuidado de nuestro sistema inmune, hígado, piel y mucosas. También contiene una buena base de verduras alcalinizantes gracias al caldo, y al celeri (diurético y aliado en dietas de adelgazamiento), a la cebolla (antiséptica y antiinfecciosa), y a las hojas kale (ricas en calcio y en proteína vegetal).
Un manjar vegetal, con un toque exótico gracias al coco, bueno para nosotros y nuestras bacterias amigas intestinales, feliz digestión!

− 4 Raciones
− Dificultad: baja
− Tiempo: 45 minutos de horneado + 15 minutos de preparación

Ingredientes para la Crema de Boniato y Kale

  • 1 boniato
  • 1/2 litro de caldo vegetal bio
  • 1/2 taza de coco rallado bio
  • 1 dedal de jengibre bio
  • ¼ de celeri (apio-rave) pelado
  • 1 zanahoria bio con piel
  • ½ aguacate sin hueso
  • 2 tazas de kale bio, hojas y tronco separados
  • 1 c.sopera de aceite de oliva virgen bio
  • ½ cebolla bio troceada
  • 1 c.sopera de tomillo
  • 1 c.postre de cúrcuma en polvo
  • pizca de pimienta negra
  • topping: 1 c.sopera de perejil y pimentón en polvo

Elaboración
1. Calentar el horno a 200 grados, y cocer el boniato entero con su piel, previamente limpiado, y con un chorrito de aceite durante 45 minutos o hasta que quede bien tierno.
2. Pelar el boniato y reservar (24 h preferiblemente para potenciar su poder prebiótico.)
3. En un vaso de batidora, verter el caldo vegetal con el coco, zanahoria, celeri, troncos de kale, jengibre y boniato cocido, y batir hasta obtener una textura homogénea.
4. En el fondo de la olla, calentar el aceite de oliva para saltear la cebolla, debe quedar dorada y traslúcida.
5. Añadir las hojas de kale frescas, y remover unos 3 minutos, hasta que se ablanden pero sin que pierdan su color .
6. Añadir por encima lo previamente batido y mezclar bien junto con la cúrcuma y pimienta.
7. Una vez calentado todo, servir en un bol y colocar el perejil, chorrito de aceite de oliva y pimentón al gusto.

¡Confort  y Color Otoñal a cucharadas!

crema de boniato y kale

Receta elaborada para BioEcoactual, Octubre 2018

Para leerla en catalán, haz click aquí




El poder de la Algarroba

el poder del algarroba

Si tienes un paladar dulce pero quieres endulzar tus platos de manera inteligente, consciente y sin que te cree ninguna adicción, entonces sin duda, una de tus más preciadas aliadas es la algarroba. Si, la vaina del árbol algarrobo, también llamado Ceratonia siliqua, ligado a la cuenca del Mediterráneo y sobre todo a la alimentación animal (rural e industrial).

Pertenecientes a la familia de las leguminosas, estas vainas de color marrón oscuro son tostadas y convertidas luego en una “harina” libre de gluten y apta para celíacos, consiguiendo también asemejarse mucho al cacao en polvo que ya todos conocemos, o también en forma de sirope, similar a un caramelo achocolatado, ideal para adornar algún postre de frutas, alguna tostada o crepes, a usar como un endulzante 100% natural en la cocina.

La algarroba, al igual que el cacao, es rica en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, nuestra hormona del bienestar y felicidad, de allí que su consumo nos proporcione placer y una sensación reconfortante tanto en boca como a nivel emocional. Sin embargo, a diferencia del cacao, la algarroba tiene la ventaja de no crear adicción ya que no contiene teobromina (u otras sustancias estimulantes) y es por ello, que se recomienda tanto a niños como adultos, a la hora de buscar “desengancharse” de la necesidad de tomar su dosis-dependencia de chocolate diaria. No obstante, alternar ambas opciones son interesantes si su procedencia es de calidad y su consumo, moderado.

el poder del algarroba

Nutricionalmente la algarroba es baja en grasa (menos de un 2% frente al 23% del cacao), y rica en azúcares naturales, lo que la convierte en una excelente fuente energética, para días de alta intensidad, deportistas, niños y adolescentes. También es buena fuente de proteína vegetal y al igual que el cacao, contiene cantidades significativas de hierro, calcio y magnesio, con la gran e interesante diferencia de carecer de oxalatos, lo que conlleva a una mejor absorción de dichos minerales.

Otra ventaja que presenta esta vaina es su riqueza en fibra, especialmente de tipo soluble con función prebiótica gracias a su contenido en pectina y lignina, lo que beneficia nuestra microbiota intestinal, el batallón que reside en nuestro segundo cerebro, además de combatir el estreñimiento, regular el colesterol y desinflamar las mucosas digestivas.

Otro aspecto a valorar es su aporte en taninos, unos compuestos fenólicos de alto poder antioxidante y antiinflamatorio, además de ser astringentes, lo que regula también los cuadros de diarrea o gastroenteritis.

Al ser un producto de cercanía, el consumirla en sustitución y de manera alterna al cacao, la convierte en un producto ecológicamente más ético ya que forma parte de nuestra geografía. Además al ser ya dulce de por sí, reduce la necesidad de usar y añadir más “azúcares” a cual sea la receta elegida. De hecho se puede hacer con ella, múltiples delicias que podrán satisfacer a todos los de casa, como por ejemplo una crema de avellanas con algarroba en sustitución a la de cacao por ejemplo, o unas magdalenas de algarroba con fruta fresca y natural, o simplemente una taza de leche vegetal con algarroba como si fuese un chocolate caliente o frío, útil para remontar los ánimos y reparar el cansancio tras un día intenso.

Siempre hay ocasiones para disfrutar de la algarroba, sin culpa y con mucho placer.

Para más inpiración, no te pierdas:

  •  vídeo explicativo , donde comparo los beneficios del cacao y algarroba
  • receta express en mi cuenta de instagram del Batido de Algarroba e Higos

batido de algarroba e higos

Artículo escrito para BioEcoactual, Septiembre 2018

Para leerlo en catalán, haz click aquí




Pastel de Agar-Agar de Pera y Manzana

pastel de agar-agar de pera y manzana

Tras la vacaciones, debemos priorizar el descanso digestivo al máximo. Pero si además te apetece algo naturalmente dulce y rico, entonces tengo tu solución…Mi Pastel de Agar-agar de Pera y Manzana ultra digestivo, refrescante, sin gluten, ni leche ni azúcar de ningún tipo

Además doble buena noticia!! Al estar de vuelta a cole con los tiempos cronometrados, este regalo de pastel se hace en unos pocos minutos de preparación, básicamente el único trabajo que tendrás, es el de esperar a que se haga solo! Una maravilla 🙂

Y que es el agar-agar? Pues es un alga con poder gelificante, 100% vegetal, que al estar en contacto con un líquido (agua, zumo o bebidas vegetales por ejemplo) se hincha para dar paso a múltiples recetas como esta o como la panna cotta de horchata vegana . Con un 95% de riqueza en fibra, es ideal para combatir el estreñimiento, aportar saciedad, regular el colesterol y azúcar en sangre además de ayudar a eliminar los residuos del organismo.

Por otro lado, al no aportar ni una caloría, también es una aliada en toda dieta de adelgazamiento, además de cuidar la salud de nuestros huesos por su alto contenido en calcio y magnesio.

Combinada con el zumo bio de manzana y pera, la convierte en un postre o merienda ideal para ésta época del año, ya que también ayuda a fluidificar la posible mucosidad de los primeros resfriados del otoño mientras la fruta natural aporta color y variedad de antioxidantes.

En definitiva, este pastel de agar-agar de pera y manzana es de esos pasteles que vas a servir con orgullo y placer, sobre todo al saber que detrás de cada porción, se esconden auténticas virtudes terapéuticas, pura felicidad para ti y para los de la mesa!…

Manos a la obra 🙂

  • Vegana, sin gluten, sin azúcar ni lácteos
  • Tiempo de preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción 5 minutos + 2-3 horas de reposo
  • Dificultad baja
  • Raciones: 2 raciones en total (para 4 personas)

Ingredientes para 2 raciones de Pastel de Agar-agar de Pera y Manzana

  • 2,5 taza de zumo de pera y manzana bio de Casa Amella
  • 7,5 ml de polvos de agar-agar
  • 1 c.postre de canela en polvo
  • ½ c.postre de jengibre en polvo
  • 1 c.postre de piel rallada de limón
  • 2 peras pequeñas
  • 1 kiwi
  • ½ taza de fresas o frambuesas frescas
  • topping: ¼ taza de frambuesa liofilizada, rodaja de kiwi y frambuesas troceadas, piel de limón rallada

pastel de agar-agar de pera y manzana

Elaboración

  1. En una olla, llevar a calentar el zumo, con la canela y jengibre.
  2. Mientras tanto, cortar a daditos las peras, y trocear las fresas o fruto rojo al gusto
  3. Una vez rompa a hervir el zumo, bajar el fuego de cocción, y añadir el agar-agar en polvo, sin dejar de remover durante 3-5 minutos (debe quedar todo bien disuelto).
  4. Añadir a la olla, la piel de limón y la fruta troceada , mezclar bien.
  5. Verter la mezcla en unos moldes o tarros, y colocar arriba del todo unas rodajas de kiwi, vigilando de que queden bien cubiertos .
  6. Dejar que se enfríen unas 2 horas a temperatura ambiente, y luego guardar en nevera hasta antes de servirse.
  7. Pulverizar/moler las frambuesas y colarlas, debe quedar un polvo fino y sin las pepitas.
  8. Colocar el pastel de agar-agar, enfriado y desmoldado, sobre papel de horno, y contornearlo del polvo de frambuesas. Con una espátula, cucharita o cuchillo, pegar el polvo a la base de todo el pastel.
  9. Decorar por encima con guarnición de frutos rojos y rodajas de kiwi, así como de piel de limón rallada.

Bienestar Digestivo After Summer Reset

pastel de agar-agar de pera y manzana




Helado Vegano de Curcuma latte

helado vegano de curcuma latte

No puede ser más fácil y rico empezar la vuelta al cole con este Helado Vegano de Curcuma Latte casero, repleto de color y 100% saludable.

Aún hace calor (con o sin lluvia, eso si!), y queremos alargar la sensación de verano y vacaciones todo lo posible, verdad? Pues hagámoslo aportando especias antiinflamatorias que no pueden faltar en la dieta como es la cúrcuma, junto con el cardamomo y el jengibre, un trío terapéutico de mucho sabor y que nos transporta directos al Oriente!

Al rico helado si sobre todo es de acción antioxidante y fácil de digerir, sin gluten, lácteos ni azúcares dañinos, triple placer para una entrada de curso, mucho más llevadera.

Una manera divertida de aportar salud a los más pequeños de la casa, con la cremosidad de la leche de coco, la ligereza de la bebida de arroz y la dulzura en equilibrio del plátano.

Una combinación deliciosa de frutas y especias medicinales, a base de comida real, natural, y saludable. Esto sí que es hacer y ofrecerse un auténtico regalo de bienvenida, desde dentro hacia fuera!

Cuchara a la vistaaa!

  • Equivale a 4 Raciones
  • Dificultad: baja
  • Tiempo: 15 minutos + 4 horas de congelación

Ingredientes para el Helado Vegano de Curcuma latte

  • 1 lata de leche de coco bio, previamente refrigerada y colocada del revés
  • 500 ml de bebida CurcuRice (bebida de arroz con cúrcuma y pimienta)
  • 2/3 taza de nibs de coco bio
  • 1 c.sopera de cúrcuma en polvo
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1 c.postre de cardamomo en polvo
  • 1 c.postre de jengibre en polvo
  • 1 plátano pelado, y previamente congelado
  • topping: 1 c.sopera de jengibre deshidratado y finamente troceado, y/o coco rallado por ejemplo

Elaboración

  1. Separar de la lata de leche de coco, la parte sólida (más blanca) de la parte líquida (su agua) con la ayuda de una cuchara. Reservar.
  2. Verter en la batidora, la bebida Curcurice, los nibs de coco y la parte blanca sólida de la leche de coco en lata (guardar el agua en un tarro y en nevera) y batir hasta que se forme una textura homogénea.
  3. Añadir las especias y el plátano congelado, y volver a batir bien, hasta que quede todo de nuevo homogéneo, y verter en un molde de helados o tupper rectangular de vidrio.
  4. Llevar a congelar un mínimo de 3-4 horas, y servir luego con el/los toppings al gusto. Se puede añadir más cardamomo o jengibre en polvo también por encima.

¡A celebrar nuestro Septiembre!

helado vegano de curcuma latte

Receta elaborada para Bioecoactual, Septiembre 2018

Para leerlo en catalán, haz click aquí




Crema de Puerros y Alubias

crema de puerros y alubias

Empieza la vuelta al cole de manera ya oficial! Y necesitamos platos sencillos pero altamente nutritivos y completos como esta Crema de Puerros y Alubias muy resolutiva y altamente equilibrada!

Vuelta a las obligaciones y a unos ritmos de campeonato, es momento para cuidarse al máximo pero simplificando los menús, acorde con la temporada y con nuestras necesidades 🙂

Una crema de verduras es un excelente recurso a la hora de querer un plato de fácil digestión, sea para el mediodía o noche. Se consigue darle reposo al sistema digestivo tras el verano (y vacaciones), más aún si se favorece nuestra salud intestinal gracias al aporte en fibra prebiótica de las legumbres, y probiótica del miso y ajo negro.

De riqueza en calcio gracias a las hojas de kale, lleva también hinojo y jengibre para facilitar la digestión y asimilación de los nutrientes de las verduras y legumbres. Un plato ideal para esta vuelta al cole saludable y llena de buenos propósitos, en el que el uso de conservas de vidrio bio son básicas en toda despensa healthy, y en la que no pueden faltar!

Vamos a ello!…

  • Receta vegana, sin gluten y sin lácteos
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocción 10 minutos
  • Dificultad baja
  • Raciones: 2 raciones en total

Ingredientes para 2 raciones

Para la crema de Puerros y Alubias blancas del riñón

Para la cama de verduras

  • 6 hojas grandes de kale bio, limpias y sin sus tallos (usados para la crema)
  • 1 bulbo de hinojo pequeño bio, limpio y laminado a tiras finas y marinado con chorrito de limón por encima (reservar unas pocas hierbas para el montaje final)
  • 1 c.sopera de ajo en polvo
  • 3 c.soperas de aceite de oliva virgen bio (trufado si posible)
  • toppings: 8 pistachos pelados y 6 alubias blancas de Casa Amella, 4 tomates cherries bio limpios y troceados por la mitad y chorrito de aceite de oliva virgen.

Elaboración

Para la crema de Puerros y Alubias blancas del riñón

  1. En una olla, llevar a calentar la crema de puerros junto con 1 taza de agua mineral.
  2. Mientras tanto, poner a calentar la otra taza de agua mineral, en un kettle o olla pequeña, y una vez rompa a hervir, dejar infusionar 5 minutos las semillas de hinojo. Colar y reservar.
  3. Una vez rompa a hervir la crema de puerros, añadir las alubias blancas del riñón, y la taza de infusión de hinojo.
  4. Añadir el jengibre, cebolla y tallos de kale y dejar hervir unos 5 minutos.
  5. Llevar al vaso de la batidora y batir hasta que quede una textura homogénea.
  6. Añadir el miso y ajo negro, y volver a batir 1 minuto. Reservar.

Para la cama de verduras

  1. En una sartén, echar un chorrito del aceite de oliva virgen, y una vez caliente, añadir las hojas de kale junto con el ajo en polvo, ir removiendo vigilando que no se quemen (a fuego medio). Reservar.
  2. Repetir la operación con el hinojo laminado. Reservar.
  3. Saltear unas pocas alubias blancas. Reservar.
  4. Tostar ligeramente los pistachos y trocearlos. Reservar.

Montaje final

  1. Servir la crema de puerros y alubias en un bol.
  2. Colocar la cama de verduras, la primera capa con las hojas de kale salteadas, y la segunda capa, con el hinojo salteado.
  3. Finalizar colocando por encima los pistachos troceados, los tomates cherries, las hierbas de hinojo y el aceite de oliva.

¡Feliz Rentrée Protéica y Digestiva!

crema de puerros y alubias




Dieta Healthy en Vacaciones

dieta healthy en vacaciones

Conversación “Dieta Healthy en Vacaciones” en directo con Marta Vergés, chef y dietista, sobre como en verano, se suele pensar que es momento para disfrutar verdad? Pues claro!

Pero y si lo hacemos desde el mimo y salud? Una dieta Healthy en vacaciones es posible y compatible, a pesar de que exista cierto “miedo al descontrol” o a llevar una alimentación poco saludable debido a que nos encontramos fuera de casa y por hacer más salidas y vida social, pero NO PANIC, porque cada situación, tiene su solución.
No te pierdas este vídeo donde junto a la preciosa Marta Vergés, hablamos de trucos y respondemos a varias de vuestras dudas 🙂
Happy Summer Therapy bonitos!

♥ Suscríbete a mi canal: https://www.youtube.com/channel/UCoameC1Fv7H3FxnI1ZwHx3g

Y sígueme en
♥ Facebook: https://www.facebook.com/marevagilliozdietista
♥ Instagram: https://www.instagram.com/marevagilliozdietista




Batido de Semillas de Melón y Melocotón

batido de semillas de melón y melocotón

Ay que ya hemos pasado la mitad del mes, y el calor se apodera de nuestro cuerpo y mente! Momento ideal para refrescarlos con este Batido de Semillas de Melón y Melocotón, una exquisitez 100% terapéutica y de aprovechamiento “zero waste”!

Si me seguís desde hace tiempo, seguramente os sonará esta “leche” de semillas de la que os he hablado en mis redes sociales (en una receta hecha con moras) y en el blog, con este Batido detox de melón con menta  que entra de bien en verano, igualito que una ducha bien refrescante e revitalizadora 🙂

Rica en vitaminas antioxidantes y minerales “antifatiga”, está indicada para todos aquellos que padecen también de parásitos intestinales, incluso como forma de prevención, ya que en verano, se suelen hacer viajes largos en zonas o países con mayor riesgo…Así que con cada traguito, sumamos en salud y muuuucho placer, ideal para los más pequeñitos de la casa!

Leche digestiva de semillas de melón

leche de semillas de melón

Y en esta ocasión, he querido combinarla con melocotón, una de las frutas con más perfume del verano, y que batido con su piel, algo áspera para los más sensibles, sienta de maravilla! Así podréis aprovechar todas sus virtudes al completo, como se debe y merecéis♥

Vamos al lío? Pues a poner música y acción!

Ingredientes

Para la Leche de Semillas 

  • 1,5 taza de agua mineral
  • pepitas de 1/2 melón, previamente remojadas en un bol de agua mineral
  • opcional: 1 dátil deshuesado, canela, cardamomo, jengibre, vainilla…

Para el Batido de Semillas de Melón y Melocotón

  • 1, 5 taza de la leche de semillas de melón
  • 2 melocotones deshuesados sin pelar y bio
  • 1 dedal de jengibre sin pelar y bio
  • zumo de 1/2 lima
  • opcional: 2 cubitos de hielo (para hacerlo más líquido y refrescarlo) y edulcorante al gusto

Elaboración

Para la Leche de Semillas

  1. Verter los ingredientes en el vaso de la batidora, y batir hasta que queden las semillas bien trituradas
  2. Colarlo en un bol y a través de una malla fina o bolsa para hacer leches/quesos vegetales- en su defecto por una trapo de cocina de algodón o un colador fino. Y “ordeñar” con las manos, hasta sacar toda la “leche de semillas de melón”.
  3. Opcional: reservar las semillas trituradas para secarlas en la deshidratadora o al sol (en verano, es fácil!) , quedará como un polvo/harina de semillas que podéis añadir en la base de algún pastel crudivegano o espolvoreado en un yogur de coco, o pudin de chía al gusto…

Para el Batido de Semillas de Melón y Melocotón

  1. Enjuagar la batidora, y volver a verter len el vaso, a leche de semillas de melón junto con el resto de ingredientes, según el orden indicado, hasta obtener un batido y textura homogénea.
  2. Servir o dejar enfriar un rato más en la nevera antes de tomar y sucumbir al placer del verano!

Alegría en el vaso e intestino garantizados

batido de semillas de melón y melocotón




Semillas Molidas ¿Por qué tomarlas?

semillas molidas

Porqué tomar semillas molidas? Es realmente mejor? Necesario? Que beneficios obtenemos a diferencia de consumirlas enteras?

Son preguntas muy frecuentes y de las que no vamos a poder contestar con un simple si o no, veamos porque…

Ante todo explicar que las semillas, a pesar de estar ahora muy “de moda”, llevan consumiéndose desde hace más de 8000 años en poblaciones como Turquía y Siria, y que a pesar de su diminuto tamaño, contienen una gran riqueza de nutrientes vitales para nosotros, y más ahora con el estilo de vida tan desnaturalizado que llevamos…Y es justamente debido a su tamaño (y estructura celular) que nos vemos ante la obligación de plantearnos cual es la mejor manera de apropiarnos de sus beneficios.

Como ya habremos podido observar en alguna ocasión, cuando consumimos semillas de lino o chía enteras sin más, suelen salir tal cual han entrado en nuestro cuerpo, casi intactas. Y es que su completa masticación se hace difícil al ser tan pequeñas y estar envueltas por su cáscara que ejerce también como protección. Queda por lo tanto claro que poco habremos absorbido y aprovechado de sus fantásticos poderes antioxidantes y antiinflamatorios entre otros, pero… Sí que podemos aprovecharnos de su fibra y poder mucilaginoso (en otras palabras, de su poder de “gelificación”) al simplemente dejarlas en remojo en agua, zumo o bebida vegetal, durante un mínimo de 3-4 horas o incluso mejor toda una noche, y conseguir así un efecto limpiador de nuestro tránsito intestinal .

Se trata de antiguo pero eficaz remedio, que ayuda a combatir el estreñimiento y que también regula los niveles del colesterol y azúcar en sangre. Un claro ejemplo de “gelificación” es cuando elaboramos un pudin de chía, en el que se hinchan las semillas tras estar unas horas en remojo, y acaba por formarse esa textura gomosa, más fácil de masticar por un lado, pero sobre todo de gran poder de arrastre en nuestros intestinos. Cabe decir que su riqueza en fibra ejerce un alto efecto saciante (ideal para dietas de adelgazamiento), y que al ser en parte soluble (al igual que las de lino), se comportan como fuente prebiótica, algo necesario e indispensable a la hora de promover y querer gozar de una buena salud y microbiota intestinal.

Y entonces, por qué tomar semillas molidas?

Pues bien, la respuesta es que al molerlas, convertimos lo difícil de absorber en asimilable y fácil de digerir. Digamos que, gracias a la acción de molerlas, las desprotegemos de su cáscara protectora, y conseguimos hacer más accesibles las virtudes que se esconden en su interior. Por un lado, aprovechamos mejor su riqueza en antioxidantes y en Omega 3 (más que el salmón), un ácido graso que ejerce una acción anti-inflamatoria, muy beneficioso para nuestra salud cardiovascular y para combatir procesos de origen artrósicos y/o reumáticos.

También su calcio , juntamente con el boro y magnesio, quedan más disponibles de cara al buen mantenimiento de nuestra masa ósea, así como sistema nervioso.

Otra ventaja es que conseguimos aprovechar mejor su gran riqueza en proteína vegetal, consiguiendo así una buena ayuda a la hora de regenerar nuestros tejidos y músculos.

La ventaja es que las semillas molidas pueden espolvorearse encima de cualquier plato (o bebida)! Y para los que no disponen de mucho tiempo o de un molinillo, se pueden comprar las semillas ya molidas y guardarlas en un tarro de vidrio, en nevera o incluso en el congelador, y así prolongar su vida útil (especialmente en verano por el calor). En este caso, es importante asegurarse que toda la humedad quede eliminada en el envase, afín de evitar su oxidación.

Semillas molidas o enteras, queda a escoger según la necesidad 🙂

Artículo elaborado para BioEcoactual, Julio-Agosto 2018

Para leerlo en catalán, haz click aquí




Barritas Heladas de Bounty Vegano

barritas heladas de bounty vegano

Debo confesarlo, las barritas Bounty eran de mis favoritas! Por eso no podía faltar esta versión de Barritas Heladas de Bounty Vegano para compensar el calorcito del verano, mientras nos refrescan por dentro y transportan a la sombra de unos cocoteros, en una isla con sabor a paraíso!

Y es que no hay nada como el crujido del chocolate en boca, mientras se va fundiendo y mezclando con el sabor del coco, para formar una explosión de placer y alegría en el que la microbiota intestinal ya empieza a sentir sus beneficios! Y sabes qué? Que además no necesitas ningún aparato o utensilio de cocina, salvo un congelador, eso si, jeje! Pero te va a ser muy fácil hacer esta receta estés donde estés durante el verano, y vacaciones incluidas (si estás en apartamento-hotel o en casa de amigos , ideal, así los sorprendes y mimas a todos!)

Estas Barritas Heladas de Bounty Vegano son además sin azúcares dañinos, ni lácteos, ni gluten, y con riqueza en fibra saciante, polifenoles, triptófano, y propiedades energéticas, anti-fúngicas, anti-virales y anti-bacterianas, y es que este verano promete sabor y mucho placer, pero del bueno!

A comerse Julio con sabor tropical!!

  • 9 Raciones
  • Dificultad: baja
  • Tiempo: 15 minutos + 1h30 de congelación

Ingredientes para 9 Barritas Heladas de Bounty Vegano

  • 2,5 tazas de coco rallado de Amandín
  • 200 ml de nata líquida de coco bio
  • 1 c.sopera de vainilla en polvo
  • 2 c.soperas de aceite de coco virgen y bio
  • 100 gr tableta de chocolate negro bio del 80% mínimo
  • opcional: 2 c.soperas de sirope de coco (o edulcorante al gusto)
  • topping: 2-3 c.soperas de coco rallado

Elaboración

Para la masa de relleno de coco

  1. En una bol, verter el coco rallado, el aceite, la nata y la vainilla, y mezclar bien hasta que quede una masa homogénea y maleable. Si se desea aumentar su dulzor, se puede añadir el sirope de coco.
  2. Verter la mezcla en un molde rectangular o cuadrado, cubierto previamente de papel de horno, y esparcir bien toda la masa hasta que quede un bloque compacto, firme y de unos 2 cm de espesor. Dejar enfriar en el congelador unos 30 minutos.

Para la cobertura de chocolate negro

Mientras tanto, en un cazo al baño maría, derretir poco a poco el chocolate negro hasta que quede totalmente líquido y fundido. Verterlo en un bol y dejarlo enfriar 5 minutos.

Montaje final

  1. Sacar la masa del congelador y cortar las 9 porciones de barritas heladas.
  2. Bañar las barritas, una a una, en el bol de chocolate derretido y con la ayuda de dos tenedores ir colocándolas encima de papel de horno para que se solidifique la cobertura. Ir espolvoreando por encima de la cobertura, el coco rallado como topping (antes de que se solidifique del todo).
  3. Una vez obtenidas las 9 barritas de bounty vegano, dejarlas en el congelador una 1 hora mínimo, antes de servir.

¡A la conquista del paladar e intestinos!

barritas heladas de bounty vegano

Receta elaborada para BioEcoactual Julio 2018

Para leerla en catalán, haz click aquí




Antioxidantes, auténticos elixires medicinales

antioxidantes

El consumo de verduras y frutas de capacidad antioxidante es esencial a la hora de combatir los efectos oxidativos del estrés, sedentarismo y sobrepeso. Si a todo ello, sumamos las horas de exposición al sol ( y la disminución de la capa protectora de la capa de ozono), de cambios de horario, y falta de sueño, hacen sin duda de los antioxidantes, nuestros pequeños grandes aliados en ésta época del año.

De hecho con este panorama, no es de extrañar que padezcamos, cada vez con mayor frecuencia, enfermedades degenerativas…

Recordemos que los antioxidantes son una clase de moléculas capaces de luchar contra la oxidación de otras moléculas. El cuerpo produce ya de por sí algunos antioxidantes, pero también se oxida de manera natural como un acto intrínseco de todo ser vivo que somos. El problema viene cuando añadimos otras oxidaciones de más, a las ya naturales, como consecuencia de nuestra querida “evolución” . A tener en cuenta también que la producción natural de antioxidantes disminuye con la edad.

Los culpables de esta oxidación son los llamados radicales libres, un grupo de átomos que debilitan la estructura de las células, facilitando su degeneración y destrucción. Actúan no solo dañando la célula, sino también causando daño inflamatorio y a nivel genético, a nuestro ADN. Otras fuentes de radicales libres son el tabaquismo, la medicación, la contaminación, el uso de aceite requemados, los ahumados y también el exceso de actividad física aeróbica así como las infecciones y enfermedades autoinmunes.

Para protegernos de ello, es esencial consumir alimentos ricos en antioxidantes tanto en forma de minerales, como son el selenio y el zinc que encontramos en el coco, así como polifenoles, flavonoides y vitaminas hidrosolubles como liposolubles del mundo vegetal, ambos necesarios dado que el interior de nuestras células está compuesto de agua, mientras que sus membranas externas son de grasa. Es importante que sean procedentes de comida real, es decir, de ingredientes y no de procesados, y que sean de origen vegetal y biológico. De esta manera, conseguiremos mantener los niveles oxidativos en equilibrio.

Fuentes Hidrosolubles

  • vitamina C
  • alfa lipoico
  • resveratrol
  • antocianinas
  • glutatión

Fuentes Liposolubles

  • vitamina A
  • vitamina E
  • carotenoides (beta-caroteno, zeaxantanina y astanxantina)
  • alfa lipoico (es hidro y liposoluble)

Alimentos estrella

Es frecuente encontrar alimentos que contengan varios de estos antioxidantes combinados.

Frutas: el coco, kiwi, la uva, los arándanos, las bayas de Goji, las frambuesas, moras, el aguacate, melón, papaya, manzana y cítricos.

Verduras y hojas verdes: el perejil, brócoli, coliflor, los germinados, cardo mariano, las espinacas, calabaza, zanahorias, pimiento, el tomate, calabacín

Especias y hierbas: té verde Matcha orgánico, canela, jengibre, cúrcuma, clavo , comino, el cacao y la cúrcuma.

Los frutos secos: nueces pecanas, nueces, avellanas, semillas de girasol y de lino, y pipas de calabaza.

Además de aportar variedad de fuentes antioxidantes, es igual de importante el limitar el consumo del azúcar (incluso el integral), trabajar el sobrepeso, hacer ejercicio, reducir el estrés, respetar las horas de sueño y estar en contacto con la naturaleza, como caminar en la playa o encima del césped pies descalzos, ya que eso nos permite absorber y cargarnos de iones negativos a través del suelo, pura terapia y recarga energética, repleta de bienestar!

Ideas de recetas saladas:

Ideas de recetas dulces:

Artículo elaborado para BioEcoctual, Junio 2018

Para leerlo en catalán, haz click aquí.