Viaje a Filipinas, vuelta a los orígenes

white beach port barton

Que ganas tenía de poder plasmar y compartir mi viaje a Filipinas ♥ sobre todo tanto a nivel nutricional,  físico como emocionalmente! De hecho es mi primer post sobre uno de mis viajes, y como varios de vosotros me lo habéis pedido, yo feliz de hacerlo!!

Porque vivimos en un planeta hermoso, grandioso y que sin duda, vale la pena descubrirlo y saborearlo. Yo me declaro fan de una de las mejores escuelas de la vida, EL VIAJAR. Sea lejos o cerca, no importa, pero viajar, nos abre nuestro campo mental y emocional, y nos hace salir de nuestra zona confort, y de nuestro limitado y repetitivo punto de vista, y eso, no tiene precio!

Representa una manera de poder re-calibrar nuestras creencias, apegos y llenarnos de experiencias y múltiples sabores imborrables, con los que además poder crear una nueva y mejor versión de nosotros mismos, renacer a cada vez. En definitiva, darse la oportunidad de crecer, aprender y conocerse más…

Y Filipinas ofrece todo esto, y mucho más! Me acompañáis? Allá vamos 🙂

Ruta de 21 días en Diciembre-Enero (es lo mínimo que recomiendo, hay muchos días que vas a perder por desplazamiento, y es cuando menos lluvias -se supone- vas a ver…)
Días 1 y 2

Salida de Barcelona y llegada a Manila de noche…Hidrátate bien en el avión, bebe agua y llévate algo de comer (alguna fruta por ejemplo y chips de kale)- pregunta a tu aerolínea qué tipo de comida puedes subir al avión de todas formas por si acaso…

Día 3

Visitamos Manila, su capital en la que se llega tras más de 20 horas de viaje, donde empiezas a sentir ya esa calor, humedad, y el tráfico tan característico de las capitales asiáticas…

manila en filipinas

Para mi grata sorpresa, descubrí un delicioso restaurante mejicano llamado El chupacabra al ladito de mi hotel en la zona de Makati, con una pequeña terraza e ingredientes de calidad. Y estaréis pensando, un mejicano en Manila? Pues si, aquí se encuentran de las mejores ofertas culinarias mejicanas del mundo dado que durante la colonización española, Filipinas dependía tanto política como económicamente de la Ciudad de México.

chupacabra manila

A visitar, en un solo día (es lo que teníamos previsto) está la zona de Intramuros, el barrio antiguo de Manila, la iglesia de Sant Agustín y una representación de una preciosa casa colonial llamada “Casa Manila” en la que, además de su belleza, vi como peculiaridad que los w.c. en ésa época eran dobles porque se solía pasar ratos largos de charla y hasta de juego (algunos llevaban tableros de ajedrez!) mientras se iba de vientre! Ya sabéis la importancia que le doy a una buena salud intestinal, pero tal vez hayan mejores momentos que compartir entre todos! jeje!

 casa colonial manilabaño-colonial-filipinas

También recorrimos parte de Binondo (chinatown), se trata del barrio chino en los que abundan teterías y un mercado al aire libre repletos de verduras, frutas y textil, pero poco más, con lo que si no hay tiempo, no pasa nada si no se llega a ver.

Una de las peculiaridades de Filipinas son sus triciclos. Para mí, una experiencia única con la que recorrer algún barrio si uno está cansado o si llueve, algo probable 🙂

triciclo

Días 4-6

Desde Manila, nuestra primera isla fue rumbo a Corón en avión (hay más de 7000 islas, difícil verlas todas, os aviso!). Si sóis de snorkel y buceo, esta isla es parada obligatoria. Que corales, cuantos colores, que formas, cuantos peces, que maravilla! De los más bonitos que he visto, y eso que he estado en Tailandia, Vietnam, Bali, Gili islands, Tahití, Méjico, Brasil, y como estos, nada.

coron

Lo que se hace habitualmente al llegar, es un tour en moto para explorar la isla. Lo que no preveíamos era la pedazo de tormenta tropical  que nos iba a caer encima y acabar como sacados de una ducha, totalmente empapados, y mi pareja sin móvil (totalmente inundado), cosa que identifiqué como una señal y bendición! Nos preparamos una buena taza de té de jengibre bio que traía en la maleta (entre otros- ver el kit más abajo), y resucitamos! Algo que recomiendo que forme parte de vuestra maleta, además de té verde bio y otras infusiones (no pesan nada además!) Además de un buen chubasquero, y funda de plástico para móvil o tabletas, claro está 😉

Al día siguiente, el otro tour fue en barco ( se puede hacer con mas gente o por poco más, privado) en los que se recorren diferentes zonas de corales, y lagunas, a destacar las Twin Lagoon, un paisaje de ensueño, aún virgen y en el que se siente el poder de la naturaleza. Unas rocas altas tan imponentes cubiertas de vegetación, que casi las puedes escuchar hablar mientras tú te sientes tan pequeña, a la vez que bendecida de estar nadando entre sus aguas, una experiencia diría incluso espiritual en la que se nutre de manera directa el alma, hay magia, eso está claro.

twin lagoons coron

Y eso no es todo, por la mañana vas al mercado a comprar lo que deseas que te preparen en el barco! Eso sí es Felicidad absoluta! Más fresco, no se puede!!

Ese mercado fue toda una experiencia, algo más que recomendable por su espectáculo de colores, olores, variedad de alimentos, abundancia de verduras y frutas, y mucho más! Fue allí donde descubrí las “judías” Okra, la flor del platanero, y el Ube que solo por su color violáceo, te atrapa, y sabor, enamora. No te pierdas la receta que preparé de Ube porridge y de Mermelada de Ube y Boniato para que podáis saborear vosotros también, un poquito de estas tierras.

market coron

Días 7-11

Seguimos la ruta en barco, dirección a El Nido, en Palawan, para mí un must en este viaje! Su archipiélago de Bacuit es simplemente es-pec-ta-cu-lar. Sus rocas kársticas que surgen del agua verde y cristalina, palmeras y diversos tours (especialmente el A y B) en barco para explorar este paraíso, lo convierten en el spot más famoso del país. Que no te confunda la “fealdad” del pueblo al llegar, la belleza de Filipinas está en su naturaleza, tenlo claro. Y diría, también en su gente!

el nido

Una tierra de contrastes en los que vuelves a los orígenes y en los que aprendes a convivir a su ritmo, sin electricidad en muchas ocasiones, ni agua caliente o wifi (preguntad siempre en los hoteles si es importante), y en los que la Naturaleza es la que manda. Vivimos en El Nido un tifón, sol, lluvia, viento, un poco de todo la verdad ( y eso que fuimos en época seca, pero existe el cambio climático, y sí, es real), y de allí que no puedas planear nada con demasiada antelación…Este es un viaje en el que se practica el Aquí y Ahora, y el mañana, pues sobre la marcha! Nada que ver con nuestro ritmos occidentales, verdad? Pues eso me resultó ultra-terapéutico!

el nido

Además también tienes la oportunidad de vivir la real slow life, pero slow de verdad, jeje! Como por ejemplo, mentalízate que puedes llegar a esperarte unos 45 minutos para un desayuno (no siempre, pero yo prefiero avisarte), y a mí eso, me encantó! Sabes por qué? Con lo impaciente que yo llego a ser a veces, allí entré 100% en el papel, decidí adaptarme y vivir con lo que había, y eso te da más libertad, y la ocasión para cuando esperas, de practicar 100% mindfulness. Observar el paisaje que te rodea, en como se mueven las hojas de las palmeras,  su sonido, en como se mueven sus sombras en la arena, en como el mar acaricia la orilla con su va y ven de las olas, en como los gallos van hablándose entre sí, en como está tu mente, tu cuerpo y qué sensación de hambre real tienes? Y cuando llega entonces “por fin” el desayuno, lo valoras el doble y lo ves tan hermoso! Lo observas, hueles y saboreas al 100%!!

ensalada-filipinas

Yo además lo que hacía, era comprar fruta y verdura en el pueblo y pedir que se me preparara para el desayuno del día siguiente. También me permitía descubrir plantas y flores espectaculares como ésta!

flor filipinas

Y es que en hoteles o restaurantes turísticos, lo del mercado que yo llegué a ver, no está reflejado en las cartas de los menús. La dieta Filipina es muy rica en vegetales, sin embargo en las cartas hay abundancia de pollo, cerdo y pescado, además de arroz y algo de verduras crudas o hervidas. Lo crudo debe ser lavado siempre con agua mineral, al igual que el cepillado de dientes y los cubitos de hielo (a preguntar antes de pedir) . Pero recomiendo el ir a comprar parte de vuestra comida (frutas y frutos secos por ejemplo, están exquisitos, sobre todo los mangos, mangostan, plátanos, piñas, guyabano y anacardos, y llevarlos a la playa en plan picnic o pedir al hotel que os los limpien y preparen por ejemplo.

mango filipinas

Ah! Y el gluten, os lo vais a encontrar casi siempre…Pero es importante también adaptarse a lo que hay, sin culpa por favor! No podemos exigirnos como turistas, el mismo rigor en un sitio poco preparado, que cuando estamos en casa o ciudades con más opciones, es de lógica. Así que os pido calma, flexibilidad y adaptación como algo excepcional, y en caso de tener que ser más estrictos por patología u alergia, entonces llevarse cosas en la maleta como un pan tipo crackers y galletas sin gluten, y pan dextrinado, ideal en casos de diarreas también. Porque si, hay abundancia de pan, cereales y bollos con gluten y refinados, y a parte del arroz, puede ser difícil encontrar un sandwich, pasta o pizza sin gluten e integral…

Días 12-14

white beach

Dicho esto, continuamos camino al sur hacia Port Barton, una mini versión de El Nido y para mí, de lo mejorcito por su buen ambiente, y la maravillosa White beach, a la que puedes acceder en barco y pasar el día simplemente tú, tu toalla, crema solar (respetuosa con el medio marino y coral) y libro (hay un restaurante donde comer).

Es una parada en los que coinciden muchos españoles, incluso que viven allí parte del año como Susana, que ama esta tierra y lleva dos sitios en los que se come de fábula, un italiano llamado Gorgonzola, y otro donde desayunar sano y rico en el bar del resort Deep Moontrabaja con ingredientes frescos y 100% de calidad, muy recomendable!

guacamole-port-barton

 

Como actividad, se suele hacer un tour en barco para nadar y ver las tortugas (sin tocarlas por favor!), comer un buen pescado a la parrilla en una isla perdida en su mini archipiélago, y hacer un snorkel de ensueño donde descubrir más formas de coral, más colores y más belleza submarina, entre ellas, estrellas de mar enormes! A la noche, es recomendable pasear por la playa y dejarse llevar por el olfato y oferta de pescados y alimentos frescos.

Días 15-18

De Palawan fuimos más al este, a Bohol, para ir al encuentro de los Tarseros (visitarlos en la Reserva de Tarseros  en Corella, en un entorno silvestre y respetuoso para estos animalitos), de las colinas de Chocolate (a visitar en moto para deleitarse del paisaje de los arrozales en el camino) , Man Made Forest (donde contemplar los árboles Mahogany) y Loboc, donde dormimos para poder hacer un tour nocturno  en barco por el río, para ver un auténtico espectáculo de luces, en los que las luciérnagas salen a alimentarse creando así como una nube de pequeños destellos, un momento mágico la verdad.

chocolate hills

También recomiendo comer o tomar algo en Nuts Huts aunque aviso, el camino es algo engorroso y hay muchas escaleras, pero la recompensa de sus preciosas vistas lo merecen! De hecho, no muy lejos de allí, el  Loboc Eco Adventure Park  ofrece la posibilidad de tirarse en tirolina en pareja, para literalmente volar a 120 metros de altura con unas vistas únicas, y a pesar de mi miedo y vértigo, decidí soltar todo ello y confiar. Y hasta se me hizo corto! Una experiencia emocional positiva de más que me llevé a la mochila.

tirolina

Más al sur, un lugar altamente recomendable para dormir, comer y comprar recuerdos es esta granja ecológica llamada Bohol bee farm , donde todo está exquisito! Disfruté tanto, que quise comer allí varias veces, una delicia de sitio y de productos. A 7 km de allí, desde la playa de Alona, se pueden hacer varios tours de submarinismo o esnórquel en el que se va a una isla vecina llamada Balicasag para ver varias tortugas gigantes, para luego parar a comer en un trocito de arena llamado the Virgin island, en el que varios pescadores tienen puestos en los que ofrecen coco fresco, langosta, erizos y pepinos de mar (que probé y me encantaron!), algo auténtico y realmente único.

pepino-de-mar

plato de pepino de mar

estrella de mar

A pesar de la lluvia, nada podía quitarme la sonrisa de mi cara, estar en medio de la nada contemplando tanta belleza y en compañía de gente tan risueña y amable, como no sentirse bien?

Debo decir que es un gusto ver como los filipinos se ayudan entre sí, forman una verdadera comunidad, de apoyo y ayuda, del saber compartir. Parece que todos se conozcan, estés en medio de la carretera o de un pueblo, se saludan, ríen y esa es sin duda, una de sus mayores fuerzas.

mango-piña

Día 19-21

Y para culminar el viaje, rumbo a la isla de Malapascua! Aviso, llevad bambas para subir al barco-bangka que os lleva allí desde el pueblo Maya porque no existe muelle alguno, son solo rocas afiladas en las que tienes que caminar y llevar encima tu equipaje, y si llueve, llévate unas chanclas para poder caminar dentro del agua 😉 Tanto la ida como la vuelta fueron de película, me sentí más viva que nunca (más que en la tirolina), con eso lo digo todo, jeje!Es lo que tiene estar en sitios poco turísticos, menos confort pero más aventuras!

kallangaman

Una vez llegados, la isla respira tranquilidad, buen ambiente y calma. Se suele hacer un tour en moto en los que podéis adentraros en las aldeas de los pescadores, en los que jamás había visto tanto gallos juntos por m2 y hasta plantas decoradas con cáscaras de huevos! Pero lo mejor de todo es ir a 2 horas en barco a la isla de Calangaman, de los más espectacular que he visto nunca. Sus aguas turquesas, su forma, su arena blanca y fina, sus palmeras, todo sacado de una postal. A cada paso, un cuadro.

Callangaman

Despedirse de Filipinas con esta maravilla de paisaje, hace que los días de mal tiempo (9 en total), de las distancias kilométricas (6 días en total solo para desplazamientos), pobreza y suciedad que llegué a ver lamentablemente por falta de toma de conciencia, formen una pequeña parte del enorme encanto de este país.

Filipinas, un país que recomiendo visitar para todo aquel que desee reconciliarse con las cosas que si importan.

Consejos para tu Kit de viaje:

  • llevar un tupper de snacks de frutas, barritas y kale chips, y de algún plato casero (socorro las opciones que hay en el avión, tanto veganas como omnívoras, es eso comida?)-preguntar antes a la aerolínea lo que podéis subir al avión-. Y alguna onza de chocolate negro por si te apetece algo dulce en el avión. No te olvides de beber mucha agua (aunque debas levantarte varias veces al baño, al menos te hidratas!) y de hidratar tu piel con tu crema de día, o ungüento natural y bio, por ejemplo. Mucosas y tejidos felices al llegar a su destino!
  • infusiones y té verde o rooibos en sobres, productos sin gluten (galletas, biscotes) y pan dextrinado (ideal para casos de diarrea), más barritas y fruta deshidratada sin azúcar. No pesan y siempre vienen bien!
  • hierba de trigo o algún superfood verde para poder hacerte tu zumo verde matutino con necesidad de solo añadirle agua (de coco), y limón por ejemplo.
  • un polar y pañuelo ancho por protegerte de los aires acondicionados de los taxis y aeropuertos (son auténticas neveras) además del chubasquero!
  • cápsulas de Umebol, para favorecer la digestión y evitar la acidificación y fatiga, a disolver bajo la lengua tras las comidas- en dietéticas-.
  • Que no falte un suplemento de pre y probióticos, en caso de sufrir de estreñimiento como de diarrea del viajero -bajo supervisión profesional-.
  • fundas protectoras de móvil, tabletas y una bolsa de playa tipo Drybag (también las encontrarás allí, y más baratas)
  • bambas y chanclas
  • producto antimosquitos y el bálsamo del tigre para picaduras o dolores musculares
  • cremas solares bio (que respeten el coral también) y aloe vera puro como aftersun.
  • aceite del árbol del té como desinfectante natural de uso tópico.
  • camiseta de neopreno o de protección solar (hay medusas), y ropa que se seque fácilmente
  • tapones para los oídos y poder dormir en caso de múltiple concierto de gallos (yo me acostumbré)
  • para chequear el tiempo (tifones y demás): pagasa  , cyclocane y passageweather

Viaja, viaja con el corazón, con la mente y con todos tus sentidos, sea cerca o lejos, o en tu propia ciudad o pueblo, redescubre tu entorno y disfruta de el, el forma parte de tu hogar y bienestar! Observa lo afortunado/a que eres, todo lo que te ofrece este planeta del que dependes totalmente de el. Cuídalo para que el pueda cuidar de ti!

Es una de las más bonitas relaciones “amorosas” que te va acompañar siempre, y recuerda, somos lo que llevamos dentro y lo que nos rodea fuera, eres la suma de los dos!♥

Espero haberte animado a viajar y seguir disfrutando de la Happy Food Therapy, tal y como te mereces! 🙂




Caldo Oriental con fideos Soba

Caldo Oriental con fideos Soba

Viajar a Asia y disfrutar de un Caldo Oriental con fideos Soba desde casa, es posible, y además en nada de tiempo! Con función remineralizante, se trata de un plato completo y sin gluten gracias al aporte de la pasta de trigo sarraceno, junto con vegetales de alto poder alcalinizante. Digestivo gracias al miso y el tamari de acción probiótica, éste caldo aporta confort y saciedad ideal para ésta época del año de cambios constantes de temperatura con sus altibajos correspondientes!

Prevención y salud al poder!

Ingredientes para 2 raciones de Caldo Oriental con fideos Soba

  • 125 gr de fideos de trigo sarraceno Soba
  • 1 litro de caldo oriental bio de Amandín
  • 1/3 cebolla picada
  • 5-6 setas shiitake bio troceadas a mitades
  • 1 zanahoria bio con piel, troceada en finas rodajas
  • 1/3 de hinojo bio fresco y troceado finamente
  • 1/3 de nabo blanco troceado finamente
  • 1 dedal de jengibre fresco y rallado, o 1 c. postre en polvo
  • 1 puñado de nabo daikon deshidratado
  • 1 puñado de algas cochayuyo bio
  • 1-2 hojas medianas de pack choy o col china bio
  • aceite de oliva virgen bio
  • pizca de citronella en polvo
  • pizca de cebollino en polvo
  • 1 c. sopera de shiro miso
  • 2 c. soperas de tamari
  • 1 chorrito de limón

Elaboración

Para los fideos Soba

  1. Poner a hervir agua, y cocer los espaguetis Soba siguiendo las instrucciones del paquete. Suele ser 5-6 minutos de cocción. Colar, pasar por agua fría, y reservar.
  2. Echar un chorrito de aceite y mezclar bien para evitar que se peguen los fideos entre sí.

Para el Caldo Oriental

  1. En el fondo de una olla, echar un chorrito de aceite de oliva virgen y saltear la cebolla, zanahoria, hinojo, las setas shiitake y el nabo-rábano blanco junto con las hierbas y especias, removiendo bien, durante 3 minutos.
  2. Echar el caldo por encima, junto con el jengibre, algas y el nabo daikon, y dejar hervir a fuego medio durante 5 minutos.
  3. Añadir el pack choy, y dejar cocer otros 5 minutos.
  4. Apagar el fuego y añadir el miso y tamari, así como el chorrito de limón, mezclar bien.
  5. Añadir los espaguetis Soba dentro de la olla, remover y servir.

¡A disfrutar de Asia con todo su sabor en casa!

Caldo Oriental con fideos Soba

Receta elaborada para BioEcoactual, Abril 2018

Para leerlo en catalán, haz click aquí




Relaxing Blue Chía Pudding

Relaxing Blue Chia pudding

Este Relaxing Blue Chía Pudding está a punto de convertirse en una de tus mejores apuestas como desayuno, media mañana o tarde, o incluso postre, para entrar en modo zen y disfrutar de algo goloso y saludable! Se trata de una opción excelente para desestresar tu cuerpo y mente (empezando ya solo por el hecho de contemplarlo), a la par que mejorar tu memoria, capacidad neuronal, y mucho más!…

Bajo en azúcares, y sobre todo rico en fibra gracias al aporte de las semillas de chía, ayuda a regular el colesterol, aportando saciedad y actuando como antiinflamatorio por su riqueza en omega 3, siendo a su vez cardiosaludable.

Como una de sus peculiaridades, este chía pudding se deja en remojo en agua en vez de en una bebida vegetal para facilitar su digestión ya que el aporte de grasa saludable ya nos lo aporta también el yogur de coco, un fermentado que actúa como probiótico, otro aliado de nuestra microbiota intestinal.

Conseguimos así dos texturas cremosas que juntas, combinan deliciosamente, además de cuidar de nuestro sistema inmune y salud emocional. No olvidemos que nuestro intestino es nuestro segundo cerebro, y que al alimentarlo bien, también se mejora la producción de diversos neurotransmisores, incrementando así nuestro nivel anímico entre otras cosas…

El jengibre (fresco o seco) como sabor picante que es, aporta un punto de calor a nuestro cuerpo mientras acabamos de perfeccionar el trabajo digestivo. Una manera de equilibrar el efecto más “refrescante del yogur” cuando aún estamos en despidiéndonos del invierno para dar la bienvenida a la primavera.

El pigmento azul viene de una flor llamada Clitoria ternatea, conocida como Butterfly pea. Es considerada como excelente remedio contra el estrés y la ansiedad, además de ser antiinflamatoria, antioxidante y antihistamínica (de interés, ahora que se acerca la época de alergias). Por otro lado, en Asia su uso popular la convierte en aliada para combatir la retención de líquidos ya que tiene poder diurético, además de actuar como limpiador hepático, de función antidepresiva y reguladora del sistema hormonal. Una auténtica joya de flor y alimento!

Relaxing Blue Chia pudding

 

Ingredientes para 1 ración grande de Relaxing Blue Chía Pudding

  • 100 ml de agua mineral
  • 4 c.postres colmadas de semillas de chía
  • chorrito de leche de coco o de almendras (por su cremosidad)
  • 1 c.café de vainilla en polvo
  • 1 c.sopera de sirope de coco
  • 2 c.postre de butterfly pea flower (Clitoria ternatea) en polvo
  • 1 yogur de coco natural bio
  • 1 c.café de jengibre rallado o en polvo
  • toppings: granada, arándanos y pitaya (fruta del dragón)

Elaboración

  1. Verter en un bol el agua, las semillas, la bebida vegetal, la vainilla, el sirope de coco y 1 c.postre del polvo de butterfly pea flower. Dejar en remojo durante 8 horas, en nevera ( la noche entera).
  2. Mezclar parte del yogur de coco con la otra c.postre de butterfly pea flower.
  3. En un tarro de vidrio o copa, servir la primera capa con el pudin de chía azulado, seguido de la siguiente capa del yogur azulado más claro.
  4. Acabar con la última capa de yogur natural y añadir los toppings al gusto.

¡Feliz sesión de cromoterapia!

Relaxing Blue Chia pudding

Receta elaborada para Bueno y Vegano




Mermeladas de Boniato y Ube Probióticas

mermeladas de boniato y ube

A días de cambios, frío y calor , el cuerpo nos pide confort y también color! Fácil de conseguir con este Duo de Mermeladas de Boniato y Ube , ideales para embellecer nuestras tostadas o también para acompañar postres o porridges, overnight oats y lo que se nos ocurra! Son muy versátiles y tan fáciles de hacer…

Una bonita manera de despedirnos del boniato como se merece, snif!!

Estas mermeladas son cremosas y saciantes, aportan un punto de dulzor pero de origen natural procedente del propio tubérculo, además de sumar con el poder antioxidante de cada tubérculo, el beta-caroteno del Boniato y la antocianina del Ube, ambos cardiosaludables y anti-aging.

mermeladas de boniato y ube

Al contrario de las mermeladas comerciales repletas de azúcar refinado que destruyen nuestra microbiota intestinal, en ésta versión el contenido en fibra prebiótica y uso del amasake como endulzante de arroz naturalmente fermentado, aporta un poder probiótico, sumando la calidad y cantidad de nuestra microbiota mientras estabiliza los niveles de glucemia en sangre.

Unos tarros ideales con doble colorido, doble beneficio y doble placer asegurados, además de herméticos y super prácticos de mis amigos de Conasi, con los que tenéis un 5% de descuento sobre todos sus productos con el código CNS-MRV)!mermeladas de boniato y ube

♥Para ver la receta de este dúo de mermeladas de Boniato y Ube Probióticas al completo, haz click  AQUÍ.

 




Mona de Pascua sin gluten de Chocolate

mona de pascua sin gluten de chocolate

Es la cuenta atrás para Semana Santa, y para celebrarlo en familia sin renunciar al placer ni salud, qué mejor que hacerlo todos juntos con esta Mona de Pascua sin gluten de Chocolate, que gustará a los más pequeños, y sentará bien a todos los estómagos e intestinos de la casa♥

Además de no llevar gluten, tampoco contiene leche de vaca ni azúcares dañinos, con lo que este dulce es 100% respetuoso con nuestro cuerpo, hecho con alimentos reales y de calidad, tal y como se merece la ocasión!

Su dulzor viene de la mano de zumo de uva natural, un edulcorante natural y de poder antioxidante que me encanta, además de sirope de dátil, rico en minerales y en sabor, a la altura de satisfacer los paladares dulces más exigentes y de los más pequeños 😉

Dejo que descubráis la entrevista que me hizo el Diario.cat sobre ella y nuestra bonita tradición, junto con los maravillosos chefs Miquel Antoja y David Gil (jefe de postres del restaurante Tickets, de Albert Adrià), todo un honor!

mona-de-Pascua-diari-ara

Os animo a que la probeís y vayáis a por los ingredientes, porque aviso que va a gustar mucho, mucho! Si disfrutáis como yo, viendo a los demás disfrutar desde la conciencia y salud, ésta es vuestra receta de Mona de Pascua infalible!

Aplausos y satisfacción garantizados!!

mona de pascua sin gluten de chocolate

Ingredientes

Para la masa de Mona de Pascua sin gluten de Chocolate

  • ½ taza de harina de arroz bio
  • ½ taza de harina de almendras bio
  • 1/3 taza de arrurruz o almidón de patata bio
  • ½ taza de cacao en polvo bio, sin azúcar
  • 1 c.postre de levadura sin gluten bio
  • 1 c.postre de bicarbonato sódico bio
  • 1 c.postre de vainilla en polvo
  • 1 c.postre de canela en polvo
  • 1 c.postre de jengibre en polvo
  • 1 taza de zumo de uva cold-pressed o tipo mosto bio
  • 1 c.sopera de vinagre de manzana sin pasteurizar
  • 2 c.soperas de sirope de dátil bio (comprado o casero)
  • 1/3 de taza de aceite de coco líquido virgen y bio
  • 3 huevos biológicos (separadas las yemas de las claras)
  • pizca de sal no refinada

Para la cobertura de chocolate

  • 1 tableta de chocolate negro ( mínimo 70%) de 120 gr
  • 1 c.sopera de aceite de coco virgen y bio
  • 1 c.postre de sirope de dátil
  • topping: fideos de chocolate negro

Elaboración

Para la masa de la Mona de Pascua sin gluten de Chocolate

  1. Tamizar las harinas, cacao e ir colocándolos en un bol grande.
  2. Añadir el bicarbonato y especias, y mezclar bien. Reservar.
  3. Separar las yemas de las claras de los huevos, y montarlas a punto de nieve con la sal. Reservar.
  4. Batir las yemas y añadirlas en el bol de los ingredientes secos, remover bien.
  5. Añadir en ese mismo bol, el zumo, sirope y aceite , sin dejar de remover hasta que se forme una masa homogénea.
  6. Incorporar finalmente las claras montadas delicadamente con la ayuda de una espátula, hasta que queden integradas.
  7. Verter la masa en un molde desmontable de 18 cm, previamente engrasado con aceite de coco y harina para evitar que quede pegado.
  8. Colocar finalmente ene l horno, durante 35 minutos a 180 grados. Pinchar con un cuchillo para verificar que esté hecho, debe salir la cuchilla limpia.
  9. Una vez hecho el pastel, dejarlo enfriar y sacarlo del molde. Mientras tanto, haremos la cobertura.

Para la cobertura de chocolate

  1. Derretir el chocolate al baño maría sin dejar de remover durante unos minutos y a fuego medio, y una vez derretido, añadir el aceite y el sirope.
  2. Mezclar todo bien y dejar que se enfríe un poco para bañar el pastel.

Montaje final

  1. Cortar el pastel por la parte sobrante de cara a que quede recto y liso.
  2. Colocarlo sobre una rejilla, y una bandeja o plato hondo para recoger el restante de chocolate.
  3. Rociar el pastel con el chocolate derretido desde el centro hacia fuera, hasta que quede totalmente bañado.
  4. Dejarlo enfriar unos 10 minutos y con cuidado, colocarlo sobre papel de horno en una base totalmente lisa.
  5. Verter los fideos de chocolate (muy cerca) alrededor de todo el pastel,  y con la ayuda de una espátula o cucharita, id pegándolos al pastel apretando suavemente.
  6. Retirar el papel de horno y dejar que se enfríe el pastel del todo, unas 3 horas a temperatura ambiente o 2h nevera.
  7. Finalmente, decorar al gusto con figuras, huevos de chocolate negro y opcionalmente, uvas biológicas ( o cualquier otra fruta si se desea).

¿Quién quiere su ración de Happy Choco Cake?

mona de pascua sin gluten de chocolate




Kasha de Trigo sarraceno con Peras Caramelizadas

kasha de trigo sarraceno con peras caramelizadas

Ay la Primavera…Frío, calor, si, pero ahora sobre todo frío, e invernal!! Y por eso viene al rescate este desayuno terapéutico, mi Kasha de Trigo sarraceno con Peras Caramelizadas que está increíble de bueno y repleto de bondades para días como éstos.

Porque si no cuidas tú de tu templo, quién lo va hacer? Pues tú y el poder de tus alimentos♥

Esta receta además de ser fácil, va a aportarte energía duradera, y a calentar tu cuerpo desde dentro, ayudándote a contrarrestar con el frío y los contrastes que agotan nuestro sistema inmune y demás…

El Kasha tiene su origen en la dieta rusa, con el que básicamente se puede ir variando de granos tostados e incluso usar copos o harina, combinándolos con una bebida vegetal bio (en vez de leche de vaca), y sin azúcar refinado, sino con fruta deshidrata para aportar dulzor, fibra, minerales y antioxidantes 100% naturales.

El trigo sarraceno contiene múltiples beneficios además de no llevar gluten (de manera natural) y aportar mucho sabor en nuestros platos! Se trata de un desayuno digestivo, proteico, que ayuda a combatir la retención de líquidos y mejora nuestra circulación sanguínea, además de ser muy reconfortante sin elevar el azúcar en sangre, y sumando variedad en tus mañanas.

Además puedes guardar esta mezcla hasta 3 días en nevera, con lo que acabas por ganar placer con doble de tiempo para ti!! Te propongo que lo combines con fruta caramelizada healthy, y en particular con pera ( o manzana) ya que es una fruta neutra que combinan bien con el resto de alimentos además de ser una aliada de nuestra salud digestiva, respiratoria y pulmonar.

Un desayuno digno de ti, para empezar el día regalándote salud y placer en cada bocado, tal y como a mí me gusta, y eso si, sin forzarse! Puedes también tomarlo más tarde, a media mañana, o ingerir un aparte a primera hora, y el resto a media mañana. Recuerda, cada cuerpo es único, y cada día, particular. EScucha tu cuerpo y disfrutan mientras cuidas de el!

Feliz día, a celebrar que es viernes y que nos acercamos a semana santa 🙂

Pasamos a la receta, ya verás qué fácil, necesitarás…

Ingredientes

Para el kasha de trigo sarraceno

  • ½ taza de granos de trigo sarraceno previamente tostados (ya se venden así) y luego remojados (durante 8h para minimizar el contenido de sus anti-nutrientes y favorecer su digestión)
  • 1 taza de agua mineral
  • 1 taza de leche vegetal al gusto
  • 1 c.sopera de bayas de Goji, arándanos y manzana deshidratados (de cada)- algo más para la decoración si se desea-
  • 1 c.postre de canela, jengibre y cardamomo en polvo (de cada)
  • 1 dátil deshuesado y troceado
  • 1 c.sopera de aceite de coco virgen y bio (líquido)
  • 1 pizca de sal sin refinar

Para las peras caramelizadas

  • 1 pera bio con piel
  • 1 c.postre de canela
  • 1 c.postre de aceite de coco

Elaboración

Para el kasha de trigo sarraceno

  1. Filtrar los granos y limpiar bien
  2. Llevar a ebullición el agua y la “leche” vegetal
  3. Añadir la canela, jengibre y cardamomo, y mezclar bien.
  4. Una vez rompa a hervir la mezcla, añadir los granos e ir removiendo.
  5. Añadir la fruta deshidrata y el dátil
  6. Dejar cocerse unos 10-15 minutos, hasta que el grano quede tierno y hecho.
  7. Finalmente añadir el aceite de coco y mezclar todo bien.
  8. Servir en un bol y decorar con toppings al gusto coco rallado, bayas de goji y manzanas deshidratadas

Para las peras caramelizadas

  1. Poner a calentar el aceite de coco en una sartén
  2. Mientras tanto, laminar la pera, retirando las pepitas con delicadeza
  3. Una vez caliente la sartén, colocar las láminas y espolvorearlas de canela
  4. Dejarlas dorarse por las dos caras, hasta que queden blandas y tiernas.
  5. Colocarlas por encima del kasha de trigo sarraceno cocido

¡Happy y Comfort Morning!

kasha de trigo sarraceno con peras caramelizadas

 




Trigo Sarraceno, beneficios y usos

trigo sarraceno

En invierno, uno de los alimentos esenciales a tener en nuestra despensa es sin duda, el Trigo Sarraceno. También llamado Alforfón, se trata de un pseudocereal (es una poligonácea) de origen asiático, con forma de diamante y con verdaderas ventajas frente al resto de granos y cereales. De hecho, en la cocina rusa lo encontramos pre-tostado, con el que se elabora un plato típico llamado Kasha (significa “papilla”) como excelente desayuno, y en Bretaña, en forma de harina con el que se elaboran los deliciosos creps salados.

Según la medicina tradicional china, su naturaleza es yang y calienta nuestro organismo desde dentro hacia fuera. Se convierte pues en un “cereal” aliado a la hora de combatir el frío, especialmente para aquellas personas frioleras o débiles que sufren a lo largo de todo el invierno…Pero también se comporta como excelente remedio para combatir la retención de líquidos, edemas incluidos, sacando el exceso hacia fuera.

A nivel nutricional, el trigo sarraceno es un carbohidrato de bajo índice glucémico y rico en fibra soluble e insoluble, siendo ésta última de carácter prebiótico. Conseguimos así alimentar nuestra microbiota intestinal, responsable de nuestra felicidad, neurotransmisores y calidad de nuestro sistema inmune, además de controlar el apetito y regular el estreñimiento debido a su alto contenido en mucílagos. Obtenemos pues una energía estable, ideal para deportistas y para esos días de intenso trabajo, aportando saciedad y satisfacción duraderos. Su consumo es apto para diabéticos y para los que sufren de obesidad, dado que ejerce una acción de regulación de las grasas y del azúcar en sangre. Otro componente de gran interés es la enterolactona, un tipo de lignano, capaz de protegernos del cáncer de mamá y otros de origen hormonal.

Por otro lado, también tiene riqueza en proteína vegetal, con un perfil especialmente rico especialmente en los aminoácidos arginina y lisina además de vitaminas del grupo B específicas del sistema nervioso, y minerales como el manganeso, cobre, fósforo y magnesio, entre otros. Mejora los niveles de presión sanguínea y colesterol, convirtiéndolo en un aliado para nuestra salud cardiovascular y sistema circulatorio, indicado para casos de piernas cansadas, varices y hemorroides gracias a la acción de dos flavonoides antioxidantes y antiinflamatorios llamados quercetina y rutina.

A nivel culinario, es un excelente sustituto del trigo para elaborar pan, pizzas, galletas, magdalenas, bizcochos y elaborar cualquier masa sin gluten además de encontrarlo en forma de espagueti, conocido en la cocina asiática bajo el nombre de Soba. Es por lo tanto apto también para celíacos, aunque debemos asegurarnos de ello con la mención y sello “sin gluten” (espiga) en el etiquetado debido a que puede haber riesgo de una contaminación cruzada, al igual que la avena por ejemplo.

Es importante a la hora de prepararlo en casa, dejarlo en remojo la noche anterior para inactivar los anti-nutrientes que contiene, y asegurarnos la buen asimilación de todos sus beneficios. Otra opción es germinarlos durante varios días para incrementar su digestión y valor nutricional o, sino, por lo menos limpiarlo bien antes de hervirlo y elaborar deliciosos desayunos cremosos o comidas sabrosas como paellas, además del uso de su harina para creps y masas vegetales para toda la familia!

A cada estación, su alimentación. Y desde luego, no existe dieta saludable sin su variedad y calidad de nutrientes, larga vida al trigo sarraceno!

Artículo elaborada para BioeEcoactual, Marzo 2018

Para leerlo en catalán, haz click aquí




Garbanzos Especiados y Crunchy al horno

Garbanzos Especiados y Crunchy

Una ración de éstos Garbanzos Especiados y Crunchy al horno, va a elevar tu felicidad, reducir la ansiedad y brindarte satisfacción a la par que salud en cada crujido 🙂

Sabes porqué? Pues porque reúnen todos los requisitos para que tu cerebro e intestinos (tu segundo cerebro), se sientan plenos y felizmente mimados…

Los garbanzos actúan como fuente de hidratos de carbono además de proteína vegetal y fibra, por lo que nos brindan energía y saciedad, además de ser ricos en tirosina, un aminoácido perteneciente a la Happy Food Family dado que es precursor de la dopamina, un neurotransmisor con función reguladora del placer netre otras cosas….

Al estar horneados con ghee, la mantequilla clarificada (libre de impurezas y biológica) y especias, conseguimos un snack completo en el que grasa saludable (si, tu cerebro está compuesto por grasa saturada, la necesita pero la de calidad y en cantidades moderadas como aquí, así que sin miedo por favor!) y pigmentos y hierbas de acción antioxidante y digestiva, se conjugan a la perfección para darnos unos garbanzos especiados y crunchy dignos de nuestro cerebro, intestino y estabilidad emocional. Y si optas por una versión vegana, sustituye el ghee por un buen aceite de oliva virgen de de 1a presión en frío o el de coco ecológico (a tu gusto!). Y eso no es todo, no podía faltar el poder probiótico en esta receta, con lo que el Tamari aportará la guinda a la felicidad digestiva de nuestra microbiota intestinal 🙂

Y ya sabéis que el crujiente es relajante y un gran aliado frente al estrés y a la ansiedad, tal y como ya os expliqué en la versión dulce de granola sin gluten … Así que a partir de ahora quiero escucharos a todos crujir con mucho arte, con cosas naturales, deliciosas y fáciles de preparar como ésta, si?

Pensad además que se pueden conservar hasta 1 semana en tarro de vidrio hermético, y es que éste snack lo tiene todo, todo y todo. También se pueden triturar y usar en polvo para aderezar cualquier plato de cremas de verduras, ensaladas o verduras al horno, ex-qui-si-tos!

Para saber más, no te pierdas el programa de televisión Menja´t el Món, en el que hablo de ellos y de otras muchas más cosas!

Garbanzos Especiados y Crunchy

Ingredientes para un buen tarro de Garbanzos Especiados y Crunchy

  • 700 gr de garbanzos cocidos bio (de bote de vidrio)
  • 3 c.soperas de ghee derritada al baño maría (equivale a 1 cucharada de ghee sólido)
  • 1 c.sopera de paprika en polvo
  • 1 c.postre de tomillo seco en polvo
  • 1 c.postre de cebolla granulada
  • 1 c.postre de cúrcuma en polvo
  • pizca de pimienta negra
  • 1 c.sopera de tamari bio, o en su defecto, sal sin refinar
  • 1 c.postre de jengibre en polvo de granero Integral

Elaboración

  1. Calentar el horno a 180 grados
  2. Limpiar y colar los garbanzos
  3. Derretir en el cazo la mantequilla ghee y verterla en un bol
  4. Añadir al bol las especias y tamari , remover todo bien.
  5. Colocar los garbanzos colados en un bol y verter por encima la mantequilla especiada, mezclar bien hasta que los garbanzos queden bien impregnados.
  6. Verterlos por encima de en una bandeja de horno cubierta de papel de horno, y meter al horno durante 45 minutos, chequeando y removiendo para que no se quemen o tuesten demasiado.
  7. Una vez listos, servirlos en un bol y dejarlos enfriar.
  8. Se puede añadir algo más de especias la gusto y/o sal.
  9. Almacenar en un tarrito de vidrio hermético.

Feliz Cruji Provecho!!

Garbanzos-Especiados-y-Crunchy




Menja´t el món – Dieta y Emociones

menja´t-el-mon

Cuanta emoción y alegría formar parte del estreno de unos de los programas de alimentación más pioneros de nuestro país,  llamado “Menja´t el Món” en TVE2, en el que trata la relación entre las emociones y dieta, el motor de mi filosofía y lema Happy Food Therapy ♥

Un programa lúdico, divertido y riguroso, necesario para todo aquel que quiera vivir y alimentarse mejor, desde la conciencia y conocimiento.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo 🙂

El vídeo está en catalán y castellano.

♦Gracias a Marta Vergés y a la Caña Brothers por vuestra confianza y hacerme parte de esta preciosa aventura, y acercar la alimentación saludable a cada hogar y con tanto cariño, sóis maravillosos!





De què tinc gana?



Pudín de Chía de Frutos Rojos y Remolacha

pudín de chía de frutos rojos y remolacha

Este tarro de Pudín de chía de Frutos rojos y Remolacha no es un tarro cualquiera…Encierra fibra, gran poder antioxidante y depurativo, y te garantiza placer y salud en cada cucharada!

Se trata de una receta fácil de preparar y una manera de aportar dulce sin elevar los picos de azúcar en sangre mientras cuida de nuestro sistema digestivo gracias a las semillas de chía de carácter antiinflamatorio, y al poder depurativo de la remolacha. Es ideal para aquellas mañanas con prisa o sin hambre porque se prepara la noche anterior, y se puede llevar en el bolso para tomar más tarde, cuando el cuepro nos lo pida y necesite combustible del bueno, y sabroso 😉

Además es saciante y no lleva leche de vaca, gracias al aporte del yogur de coco con su sabor inconfundible y  textura cremosa sin igual.

Un tarro ideal para tomar en casa o llevar al trabajo dado que es hermético y libre de contaminantes, yo uso los de la casa Weck de mis amigos Conasi, con los que tienes un 5% de descuento de todos sus productos con el código CNS-MRV)!

Y así consigues regalarte una pausa de mañana o tarde, tal y como nuestro templo se merece.

♥Para ver la receta de este Pudín de chía de Frutos rojos y Remolacha  al completo, puedes ir a su blog AQUÍ.

¡Colorido, sabor y bondades en un solo tarro asegurados!

pudín de chía de frutos rojos y remolacha