Ciruelas asadas con Caramelo de miel

Ciruelas asadas con caramelo de miel

Este mes de inicio de Otoño, honramos una de las frutas más saludables y amigas de nuestros intestinos, a través de éste postre saludable y goloso de Ciruelas asadas con caramelo de miel , todo un manjar para nuestra microbiota y paladar.

Las ciruelas son auténticas joyas para nuestra salud ocular ya que contienen vitamina A y zeaxantina, entre otros compuestos antioxidantes como la vitamina C, la luteína y criptoxantina. Luchan contra los radicales libres protegiendo así nuestra piel y las membranas de nuestras células. Ayudan a regular el colesterol a la vez que el estreñimiento gracias al aporte de fibra y a su contenido en sorbitol de poder laxante. Son puro alimento para nuestras bacterias intestinales, y si encima vienen acompañadas de un yogur natural con efecto probiótico, ya tenemos el festín asegurado para ellas!

Se trata de un postre de fácil digestión, jugoso, reconfortante y tonificante. Es justo lo que necesitamos en ésta época del año ya que, tras las vacaciones, volvemos a nuestras obligaciones y tareas, y debemos rendir al 100% tanto a nivel energético como mental. Generic Agomelatine https://buyvaldoxan.com/ 25mg of Valdoxan that enoght for treat depression. Junto con el agua de coco, las ciruelas ayudan a combatir la retención de líquidos, ejercen un poder drenante y remineralizante, y el jengibre actúa como ayudante gástrico e intestinal además de aportarle un aroma exótico y un ligero toque picante.

La miel viene a aportar ese dulzor de poder prebiótico, pero para ello es importante que sea pura, biológica y local, al igual que el aceite de coco debe ser de calidad extra virgen. Cada ingrediente es información para nuestras células y microbiota, a nosotros de aportar esta información con la misma calidad con la que queremos funcionar, pensar y sentir.

Una receta fácil de elaborar, de compartir y con la que celebrarse con auto-mimo, salud y placer.

  • 2 raciones
  • Dificultad: baja
  • Tiempos: 10 minutos de preparación + 20 minutos de horneado

Ingredientes

Para las ciruelas asadas con caramelo de miel

  • 3 ciruelas rojas grandes
  • 5 ciruelas amarillas pequeñas
  • 1/3 taza de agua de coco
  • zumo de ½ lima
  • 1,5 c.sopera de miel cruda
  • 1 cm de jengibre fresco pelado
  • 1 c.sopera de aceite de coco bio
  • toppings: almendras laminadas, yogur vegano al gusto y hojas de alguna hierba al gusto (menta o albahaca)

Elaboración

Para las ciruelas asadas

  1. Poner a calentar el horno a 180 grados durante 10 minutos.
  2. Deshuesar las ciruelas.
  3. Colocarlas en una fuente de horno, la parte troceada de cara arriba.
  4. Añadir el agua y el zumo, junto con el aceite de coco.
  5. Llevar al horno unos 20 minutos más, hasta que queden cocidas y hayan extraído parte de su jugo.
  6. Una vez cocidas y blandas, sacar las ciruelas de la bandeja y reservarlas en un plato hondo.

Para el caramelo de miel

  1. Verter el sobrante del jugo de la bandeja del horno a una sartén, y añadir la miel.
  2. Calentar a fuego medio e ir reduciéndolo hasta obtener un sirope.

Montaje final

  1. Repartir y servir las ciruelas en platos hondos de postre y añadir los toppings al gusto.
  2. Verter por encima el sirope al gusto.

¡A mimarse!

Ciruelas asadas con caramelo de miel

Receta elaborada para el periódico BioEcoactual, Octubre 2019

Para leerla en catalán, haz click aquí 




Helado de Horchata con Chocorroba Caliente

Helado de Horchata con Chocorroba Caliente

Es la vuelta al cole, ¡pero aún se siente el verano! Y lo vamos a poder seguir saboreando con este Helado de Horchata con Chocorroba Caliente que va a robar literalmente el corazón y hacer que se derrita enterito!

Se trata de una nueva versión de la clásica horchata con helado de chocolate, pero con además algarroba para endulzarlo de manera natural, y fusionando lo mejor del cacao, de las especias y de la horchata. Una media mañana o merienda ideal para refrescarse desde el cariño y mimo, ya que combinamos frío y caliente, llegando a lo templado para ir entrando de a poco al suave otoño, ¡¡aunque ahora mismo parece más que estemos en “veroño”!!…Y es que es importante ir preparando el cuerpo a la próxima estación de transición.

El helado de horchata aporta cremosidad a la bebida gracias también a la nata vegetal y a las almendras, el todo sin lactosa ni caseína, para que resulte fácil de digerir y delicioso de tomar. Una merienda vegana, golosa y completa, ligera y saciante, en el que sumamos fibra, antioxidantes y minerales como el calcio, hierro, fósforo y zinc, aliados de la salud de nuestros huesos, cabellos y piel, y que forman un auténtico regalo para el disfrute y auto-cuidado! Y no solo es, la vainilla, canela y cardamomo no solo aportan un aroma inconfundible, sino que suman en propiedades digestivas, tonificantes y antiinflamatorias.

Cómo resistirse? Simplemente, no lo hagas! Disfruta de ésta maravilla con tan solo unos pocos minutos de preparación, y deja que el congelador haga el trabajo por ti! Y así, podrás seguir aprovechando el buen tiempo fuera mientras te nutres con salud y placer por dentro.

¡A relamerse con este Helado de Horchata con Chocorroba Caliente, apto para toda la familia! 

  • 2 raciones
  • Dificultad: baja
  • Tiempos: 20 minutos de preparación + 1 día previo de congelador

Ingredientes para el Helado de Horchata con Chocorroba Caliente

Para el helado de horchata

  • 25 gr de manteca de cacao
  • ½ taza de horchata
  • ½ c.café de vainilla
  • ¼ taza de almendras marcona previamente remojadas
  • ½ taza de crema-nata de avena
  • 1 c.postre de sirope de coco

Para el chocorroba caliente

  • 2 tazas de bebida de avena
  • ¼ de taza de agua mineral
  • 1 c.sopera de cacao en polvo
  • 1 c.sopera de algarroba en polvo
  • 1,5 c.postre de canela en polvo
  • 1 c.postre de cardamomo en polvo
  • pizca de sal no refinada
  • opcional: edulcorante al gusto

Elaboración para el Helado de Horchata con Chocorroba Caliente

Para helado de horchata

  1. Derretir al baño maría la manteca de cacao hasta que quede totalmente líquida
  2. Mientras tanto, batir las almendras con la horchata, sirope, crema y vainilla. Verter en un bol. Reservar.
  3. Añadir al bol, la manteca derretida y mezclar todo bien.
  4. Verter la mezcla en los moldes de silicona.
  5. Guardar en congelador unas 24 horas.

Para el chocorroba caliente

  1. Poner a calentar en un cazo, la bebida y el agua.
  2. Una vez rompan a hervir, verter el resto de ingredientes y especias y mezclar bien hasta que quede totalmente disuelto y homogéneo.
  3. Edulcorar al gusto si necesario y reservar.

Montaje final

  1. Retirar los helados de horchata del congelador y moldes, y colocarlos en cada vaso.
  2. Verter en el chocorroba caliente por encima.
  3. Disfrutar de la bebida mientras se funde y fusiona con el helado.

¡Por un Veroño dulce y sin culpa!  

Helado de Horchata con Chocorroba Caliente

Receta elaborada para el periódico BioEcoactual, Septiembre 2019
Lyrica the best Pregabalin which i used in the past time https://wemailmd.com/generic-pregabalin-lyrica/ pregabalin was received in 150mg streight under brand name Pregacon this is fully like Lyrica.

Para leerla en catalán, haz click aquí 




Sopa de Fresa y Remolacha Antiinflamatoria

Sopa de Fresa y Remolacha

Te apetece algo dulce y ligero? No busques más, aquí tienes esta Sopa de Fresa y Remolacha Antiinflamatoria lista para endulzar tu verano 🙂

Con el calor, es frecuente que el apetito disminuya y que el cuerpo nos pida más líquido que sólido. Necesitamos extra dosis de hidratación y para ello, las frutas y verduras crudas son ideales y auténticas aliadas para nuestra salud celular e intestinal.

De hecho, no es casualidad que la madre tierra nos ofrezca mayor variedad de frutas en éste época del año, así que para honrar su generosidad, quise preparar para mis amigos de El Granero Integral en el showcooking de Biocultura (Barcelona) esta receta que os comparto hoy, fácil de preparar y de digerir, y sobre todo deliciosa de tomar♥

Esta Sopa de Fresa y Remolacha Antiinflamatoria es ultra-rica en pigmentos gracias al aporte de la remolacha y de las fresas (puedes sustituirlas por cualquier otro fruto rojo, arándano a tu gusto), y su acción antiinflamatoria viene a regularnos desde dentro, mejorando también nuestra circulación sanguínea y cuidando de nuestra salud cardiovascular. Y es que el verano, según la Medicina Tradicional China , corresponde al elemento “fuego” y color rojo, representado por el corazón y el intestino delgado, y simbolizando la etapa de mayor abundancia de Energía. Así que es buen momento para crear, activarse, disfrutar de las horas de luz natural y del sol, y de nutrirse de cosas frescas, coloridas y de temporada 🙂

También conseguiremos un aporte de potasio extra gracias al agua de coco, además de minerales, fibra y proteínas gracias al Açaí. Toda una combinación de superalimentos diseñada para alimentar tu Felicidad.

A mimarse con conciencia y cariño, ingredientes fundamentales ¡para disfrutar aún más de esta receta!

  • Raciones: 2
  • Dificultad: 1
  • Preparación: 15 minutos

Ingredientes para la Sopa de Fresa y Remolacha 

  • 1 taza de agua de coco bio
  • zumo de ½ lima bio
  • ¼ taza de nata de coco bio
  • 3 tazas de fresas bio (frescas o congeladas)
  • ¼ de remolacha bio
  • 2 dátiles bio deshuesados
  • 1 c.postre de canela bio en polvo
  • 1 c.café de jengibre bio en polvo
  • 1 c.postre de açai bio en polvo
  • toppings: piel de lima rallada, hojas de menta o albahaca fresca, un chorrito de nata de coco y algún fruto rojo al gusto ( arándanos, fresas, frambuesas…) con o sin polen

Elaboración

  1. Verter los ingredientes en el orden indicado en el vaso de la batidora y batir hasta conseguir la textura deseada.
  2. Guardar en nevera 1 hora antes de servir o usar cubitos de agua de coco o fresas previamente congelados.
  3. Decorar con los toppings al gusto

¡Dulzor y Placer revitalizante!

sopa-de-fresa-y-remolacha

Receta elaborada para el Granero Integral, para el showcooking de Biocultura 2019 en Barcelona.




Mini Tortillas de Patatas Veganas rellenas de Champiñones

mini tortillas de patatas veganas

Eres fan de la tortilla de patatas? Pues te traigo esta versión saludable y vegana de Mini Tortillas de Patatas Veganas rellenas de Champiñones que van a alegrar tu verano mientras alimentas tu felicidad! Sabes por qué? Porque la patata cocinada y enfriada, se transforma en una aliada de tu microbiota intestinal, y que pasamos de comer patata con altos niveles de glucosa, a patata con altos niveles de fibra prebiótica, el alimento favorito de tus bacterias intestinales. Más gasolina de la buena y estabilidad de azúcar en sangre, ¡Pura Magia¡

Una manera de aportar salud y placer, todo en uno!

Además se trata de una combinación de ingredientes 100% plant-based gracias a la sustitución del huevo por la harina de garbanzos y las semillas de chía en remojo (huevo de chía), con los que sumamos aporte protéico y más fibra al plato.

El relleno de champiñones queda bien cremoso gracias a la bechamel de arroz que combinamos con especias y hierbas aromáticas para darle potencia y sabor a éstas deliciosas Mini Tortillas de Patatas Veganas.

Fáciles de preparar, éstas mini tortillas de patatas veganas son ideales para compartir en familia y hacer disfrutar a los más pequeños del aporte de verduras y tubérculos de calidad. A acompañar con una rica ensalada colorida de verano, consiguiendo así frescor y saciedad para un total bienestar digestivo, físico y emocional.

¡A disfrutar!

  • 4 raciones
  • Dificultad: baja
  • Tiempos: 30 minutos de preparación (opcional, enfriar 1 día previo en nevera)

Ingredientes

Para el relleno de champiñones

  • 150 gr de champiñones laminados y troceados bio
  • ½ cebolla pequeña troceada
  • 1 c.sopera de ajo en polvo
  • 1 c.sopera de zumo de limón
  • 2 c.soperas de hojas de hinojo fresco
  • 1 c.sopera de cebollino fresco
  • ¼ taza de bechamel de arroz bio
  • 1 c.postre de pimentón
  • pizca de sal y pimienta negra
  • 1-2 c.soperas de aceite de oliva virgen extra bio para el salteado

Para la masa de las mini tortillas de patatas veganas

  • 500 gr de patatas bio con piel
  • ¼ de taza de harina de garbanzos
  • 1 c.postre de jengibre en en polvo
  • 1 huevo de chía (3 c.soperas de caldo vegetal con 1 c.sopera de semillas de chía en reposo durante 15 minutos)
  • 2 c.soperas de caldo vegetal
  • pizca de sal y pimienta negra

Elaboración

Para el relleno de champiñones

  1. Dorar la cebolla, y añadir luego los champiñones junto con el zumo de limón y ajo en polvo hasta que queden blandos.
  2. Añadir el pimentón, sal y pimienta, seguido de la bechamel de arroz bio, y remover bien hasta que quede todo evaporado.
  3. Añadir las hierbas frescas por encima, remover y verter el relleno en un bol. Reservar.

Para la masa de las mini tortillas de patatas veganas

  1. Cocer al horno o vapor las patatas enteras con piel, hasta que queden tiernas. Dejar enfriar y guardar un día en nevera para el efecto prebiótico.
  2. Una vez las patatas enfriadas, pelarlas y chafarlas en un bol.
  3. Añadir la harina de garbanzo junto con el jengibre, sal, pimienta, caldo y el huevo de lino. Mezclar todo bien hasta formar una masa homogénea.
  4. Coger 3-4 c.soperas de la masa y formar con las manos, la base de cada mini tortilla de patata. Reservarlas.

Montaje final

  1. Verter el relleno de champiñones encima de las bases de las 3 -4 mini tortillas de patata, y cubrirlas con más masa hasta que queden cerradas.
  2. Poner a calentar la sartén con aceite de oliva, y una vez caliente, dorar cada tortilla de cada lado.
  3. Reservarlas encima de papel absorbente y servir con más hierbas frescas al gusto.
  4. Espolvorear un poco de pimentón por encima.
  5. A combinar con una buena ensalada ¡y disfrutar!

mini tortillas de patatas veganas

Receta elaborada para el periódico BioEcoactual, Julio 2019

Para leerla en catalán, haz click aquí 




Helado de Boniato Especiado

helado de boniato especiado

Aix! Que el verano está en el aire y las ganas de un rico helado también! Pero no de uno cualquiera, sino uno digestivo y delicioso como éste Helado de Boniato Especiado con Nueces Pecanas Caramelizadas. Pura delicia vegana, colorida, y perfumada de especias medicinales con el que honrar a nuestra microbiota, intestinos y felicidad!

Y es que el boniato es uno de los tubérculos más aliados de nuestra salud digestiva, además de ser rico en beta-caroteno y tener mucho poder antioxidante. Su gran versatilidad en la cocina lo convierte en un ingrediente básico en nuestra despensa ya que combina estupendamente tanto en platos dulces como salados, ofreciéndonos así sus bondades prebióticas y saciantes con mucho sabor y placer.

Éste helado viene a endulzar nuestro veranito, sin culpa, y sumando originalidad y calidad para nuestras células y bacterias intestinales. Cuando se cocina y se congela, su almidón y azúcares se convierten en fibra fermentable para nuestra microbiota, disminuyendo así la glucemia en sangre. Pura magia!

Por otro lado, la canela viene a reenforzar esta regulación de azúcar en sangre, además de aportar un aroma exquisito y una combinación ideal junto con la vainilla y los frutos secos sumando más fibra, proteína y grasa vegetal esencial y de calidad.

Apto para quienes les gusta cuidarse sin renunciar a lo bueno, lo casero y lo inimitable…¡Buen provecho!

  • 6 raciones
  • Dificultad: baja
  • Tiempos: 10 minutos de preparación y 8-12 horas de congelación (junto con 1 hora de cocción previa al horno)

Ingredientes

Para el Helado de Boniato Especiado

  • 1,5 taza de bebida de horchata de chufa bio
  • 3 tazas de boniato chafado (2-3 boniatos con piel, precocidos al horno a 180 grados durante 1 hora y templados)
  • 1 c.sopera de canela en polvo
  • 1/2 c.postre de jengibre en polvo
  • 1 c.postre de vainilla en polvo
  • pizca de sal no refinada
  • opcional: 1 c.sopera de crema de nueces con cáñamo bio y 1 c.postre de arruruz en polvo

Para las Nueces Pecanas Caramelizadas

  • 1/3 taza de nueces pecanas
  • 1 c.postre de aceite de coco virgen
  • 1 c.sopera de azúcar de coco bio
  • chorrito de bebida de horchata de chufa bio

Elaboración

Para el Helado de Boniato Especiado

  1. Verter todos los ingredientes en la batidora hasta conseguir una masa homogénea y cremosa.
  2. Servir en un recipiente o tupper de vidrio y poner a congelar mínimo unas 5 horas.

Para las Nueces Pecanas Caramelizadas

  1. En una sartén, verter el aceite de coco hasta que esté caliente.
  2. Bajar el fuego, y verter el azúcar y mezclar bien con el aceite.
  3. Añadir las nueces, y finalmente el chorrito de chufa.
  4. Dejar y remover todo unos minutos hasta que se caramelicen las nueces, y reservar en un bol.

Montaje final

  1. Sacar del congelador el helado de boniato, y trocearlo en raciones tipo cubitos para volver a verterlos en la batidora, y darles un golpe de batidora hasta que vuelvan a ganar una textura homogénea y crema.
  2. Servir en un copa o vaso y añadir las nueces caramelizadas partidas al gusto, junto con un poco de coco rallado por encima.
  3. Opcional: se puede formar directamente las bolas del helado del tupper recién sacado del congelador si se desea

¡Al rico Gelato de Boniato Terapéutico!

helado de boniato especiado

Receta elaborada para el periódico BioEcoactual, Junio 2019

Para leerla en catalán, haz click aquí 




Sopa de Maíz Digestiva y Crudivegana

Sopa de maíz digestiva y crudivegana

Vaya martes más radiante que hace! Esta energía solar que nos invade hoy, se viene a sumar al colorido de ésta vibrante Sopa de maíz digestiva y crudivegana repleta de acciones antiinflamatorias y digestivas, un manjar para el paladar e intestino♥

Y es que lo prometido es deuda, con lo que aquí os comparto una de las recetas que hice en el showccoking de la mano del Granero Integral, el pasado viernes en Biocultura. Y es que aún recuerdo ver vuestras caras de felicidad tras probarla, ¡vaya subidón la serotonina en sangre express tuve! Solo faltaba la música para culminar el momento de la degustación, jeje 😉

Esta Sopa de maíz digestiva y crudivegana es ultra-rápida de preparar, no precisa de cocción porque es crudivegana, con lo que todas sus virtudes antioxidantes permanecen intactas así como su sabor. Naturalmente libre de gluten, el maíz es de fácil digestión y preparación, el único punto a vigilar es que sea ecológico si no queremos que sea genéticamente modificado (transgénico) que es el más comúnmente encontramos en el mercado.

El maíz es un grano refrescante, ideal para combatir el calorcito que ya está haciendo y con el veranito ya a la vuelta de la esquina! Es rico en vitaminas del grupo B y conocido como aliado frente al estrés, éstas vitaminas amigas nos aseguran un buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso, actuando en sinergia junto con las vitamina anti-aging como son la A, E y C. Un regalo para nuestra piel y mucosas!

La saciedad viene de la mano de los piñones, uno de mis frutos secos favoritos y que considero poco utilizados, son ricos en magnesio, mineral anti-fatiga, y antioxidantes además de un ácido llamado pinolénico que reduce la sensación de apetito a nivel hormonal, idóneo para dietas de adelgazamiento.

A toda ésta pócima, viene añadirse el poder probiótico del miso, digestivo del jengibre y antiinflamatorio de la cúrcuma, un trío de ases para ésta sopa deliciosa, vibrante y bien sabrosa!

Un poquito de cilantro, y lo tenemos! Te animas? Vamos allá!

  • Raciones: 2
  • Dificultad: 1
  • Preparación: 15 minutos

Ingredientes para la Sopa de Maíz digestiva y Crudivegana

  • 2 c.soperas de piñones sin sal ni tostar
  • 3 tazas de maíz crudo o congelado bio (o de vidrio o envasado)
  • 1,5 taza de leche vegetal de almendras bio (o más si se desea una textura más líquida)
  • ½ taza de agua mineral
  • zumo de ½ limón
  • 2 c.soperas de vinagre de manzana (no pasteurizada)
  • 3 c.soperas de aceite de oliva virgen y bio
  • 1 c.sopera de cebolla en polvo
  • ½ c.sopera de ajo en polvo
  • 1/3 pimiento bio (amarillo o rojo)
  • 2 c.soperas de miso bio (no pasteurizado)
  • 1 c.café de jengibre bio y en polvo
  • 1 c.postre de cúrcuma con pimienta negra bio y en polvo
  • toppings: granos de maíz o trocitos de pimiento amarillo, piñones, sal marina, pimienta o pimentón, hojas de cilantro y aceite de oliva virgen bio

Elaboración

  1. Dorar los piñones en una sartén, sin aceite, y reservar.
  2. Verter todos los ingredientes, salvo el miso, vinagre y especias (cúrcuma y jengibre) en el vaso de la batidora y batir hasta conseguir una textura cremosa y homogénea.
  3. Añadir el miso, vinagre y especias, y volver a batir para que quede todo mezclado.
  4. Reservar en nevera 1 hora antes de servir o sustituir el agua por hielo, y decorar con los toppings al gusto.

¡Cucharadas repletas de sabor y auto-cuidado!

SOPA DE MAÍZ DIGESTIVA Y VEGANA




Pancakes de Plátano Macho con Mermelada de Papaya

pancakes de plátano macho

Ganas de un capricho dulce, saludable y amigo de tus intestinos? Estos Pancakes de Plátano Macho con Mermelada de Papaya, son una bendición para tu paladar y microbiota. Altas dosis de placer aseguradas acompañadas de fibra prebiótica para alegrar tus mañanas o tardes, según apetencia, ¡tú eliges!

A diferencia del plátano común que todos conocemos, el plátano macho es más grande, menos dulce, con una piel más gruesa y verdosa, y lo mejor de todo es que tras ser cocinado y enfriado unas 24 horas, su fibra pasa a ser altamente fermentable, es decir el mejor combustible que haya para nuestras bacterias intestinales, es decir, nuestra microbiota. Ellas son nuestras heroínas, unas auténticas guardianas de nuestra salud inmunitaria, hormonal y emocional. Con lo que para mantenerlas contentas y en forma, es importante ir adoptando e incluir este ingrediente tan típico de la cocina latinoamericana, que además de ser muy versátil, es rico en fibra y bajo en azúcares, y aporta minerales como el potasio y magnesio, junto con vitaminas antioxidantes como la vitamina A y C.

Se trata de una excelente manera de aportar saciedad y variedad en la dieta, sin crear picos de glucemia en sangre, y sumando felicidad desde dentro hacia fuera.

Y más aún, si la acompañamos de una mermelada casera de papaya, fruta estrella digestiva, gracias a su riqueza en enzimas y a su poder antiinflamatorio, además de ser rica en beta-caroteno, con función protectora de nuestra piel y mucosas.

¡Todo un manjar con el que sumar, y que se convierte en disfrutar!

  • 4 pancakes gruesos
  • Dificultad: baja
  • Tiempos: 10 minutos de preparación y 10 minutos de cocción (junto con 30 minutos de cocción previa del plátano macho al horno y las 24h de su reposo en nevera)

Ingredientes

Para la masa de los Pancakes de Plátano Macho

  • ½ taza de bebida de horchata bio
  • 1 plátano macho, previamente cocido entero con piel al horno durante 30 minutos a 180 grados, pelado y reposado unas 24h en nevera
  • 1 huevo vegano (1 c.sopera de lino molido con 3 c.soperas de agua)
  • 1/3 taza de harina de avena o de copos de avena molidos, bio y sin gluten
  • 1 c.postre de bicarbonato bio
  • 1 c.sopera de canela en polvo bio
  • 1 c.sopera de aceite de coco virgen y bio

Para la Mermelada de Papaya

  • ½ papaya pelada y sin semillas
  • sopera de zumo de lima
  • 1 c.postre de chía
  • 1 c.postre de crema de dátiles con almendras bio (o edulcorante al gusto)

Elaboración

Para la masa de los Pancakes de Plátano Macho

  1. Verter todos los ingredientes, salvo el aceite de coco, en la batidora hasta conseguir una masa homogénea y densa.
  2. Servir en un bol y reservar.
  3. Poner a calentar en una sartén un poquito del aceite de coco, verter la cantidad de masa necesaria para formar el pancake del grosor de cm hasta que se dore al gusto.
  4. Una vez se despegue fácilmente, dar la vuelta al pancake y volver a dejar que se dore al gusto.
  5. Repetir la misma acción hasta conseguir unos 4 pancakes.

Para la Mermelada de Papaya

  1. En una batidora o procesadora, verter todos los ingredientes juntos y batir hasta conseguir una textura de mermelada.
  2. Servir en un tarro de vidrio y untar los pancakes con ella al gusto.
  3. Conservar el resto de la mermelada en nevera hasta unos 3-4 días y disfrutar de ella en tostadas, pudins de chía o yogures.

¡Feliz sesión de placer digestivo!

pancakes de plátano macho

Receta elaborada para el periódico BioEcoactual, Mayo 2019

Para leerla en catalán, haz click aquí 




Cheesecake Tropical Sin Cocción

cheesecake tropical sin cocción

Entramos en Mayo, vamos acercándonos al verano, y me han invadido unas ganas locas de querer saborear lo exótico! Y éste Cheesecake Tropical sin cocción ha cumplido con su misión 🙂 El hacerme viajar a mis orígenes, a mi lado más isleño de la Polinesia y poder llevaros conmigo, ni que sea por un ratito, a ese sitio mágico y paradisíaco llamado Tahití.

Quizá sea también porque mañana es el día de la madre, y que al ser ella de allí, he querido honrarla de ésta manera♥ Y es que no se me ocurre mejor manera que celebrar lo bonito con alimentos afines a uno mismo, no os parece?

Además hace sol, el cielo tiene un azul vibrante y limpio tras las lluvias de ayer, y hoy toca mimarse y disfrutar de lo lindo, porque eso también es nutrirse, es cuidarse y es sobre todo, SALUD INTEGRATIVA.

Y ya veréis, este Cheesecake Tropical os va a mimar con mucho sabor y aportar un dulzor ligero y digestivo gracias a la capacidad enzimática de la piña y al aroma de coco (gran aliado de nuestra salud intestinal), y sin robaros mucho tiempo porque es justamente, sin cocción! Lo que significa poco tiempo en la cocina y más tiempo fuera, quizá al encuentro del mar, del campo, de un parque? Sea lo que sea, que sea parte de la naturaleza porque éste es otro ingrediente que no puede faltar en nuestros fines de semana!

Espero que disfrutéis de éste postre sin gluten ni lácteos, pero hecho con mucho cariño, y que tuve ya el placer de compartirlo hace unos días mientras celebraba el cumpleaños de dos mujeres muy especiales, y que sin duda, supo aún mejor entre risas, brindis y muchos abrazos!

Emoción al plato! A relamerse chicos!

Ingredientes para el Cheesecake Tropical Sin Cocción

Para la base

  • 2 tazas de copos de avena sin gluten
  • 1 taza de virutas de coco bio
  • 3 c.soperas de cacao bio y en polvo
  • 1,5 c.sopera de canela bio y en polvo
  • 2,5 c.soperas de aceite de coco virgen y bio (líquido)
  • 6 dátiles deshuesados bio
  • pizca de sal no refinada
  • opcional: 1-2 gotas de esencia de almendra

Para el relleno

  • 1,5 taza de almendras previamente remojadas (de 6h a la noche anterior)
  • 1 taza de anacardos previamente remojados (de 6h a la noche anterior)
  • 1,5 taza de piña troceada
  • 1/2 taza de coco rallado bio
  • la parte sólida de una lata de leche de coco (puesta del revés en nevera, y preferiblemente colocada la noche anterior)
  • 1 c.postre de vainilla en polvo
  • opcional: 1 c.sopera de sirope de coco y ralladura de lima (o limón)

Para el coulis

  • 1,5 taza de piña troceada
  • 1/2 mango
  • 1 c.sopera de aceite de coco virgen y bio
  • opcional: chorrito al gusto de leche de coco de lata (sobrante del relleno)

 

Elaboración

Para la base

  1. En una procesadora, triturar los copos de avena junto con las virutas de coco hasta que queden bien mezclados.
  2. Añadir los dátiles y el resto de ingredientes, salvo el aceite (y la esencia de almendras).
  3. Finalmente, mientras se tritura todo junto, verter de a poco el aceite (y esencia) hasta que quede bien incorporado.Debe quedar una masa moldeable.
  4. Verterla sobre una bandeja cubierta previamente de papel de horno, y con la ayuda de las manos, ir presionándola de manera a que la bandeja quede totalmente cubierta por una capa fina y homogénea.
  5. Llevarla al congelador mientras se cocina el resto.

Para el relleno

  1. Filtrar los frutos secos y volver a aclararlos.
  2. Verter la piña, seguido del resto de ingredientes en el vaso de la batidora, y batir hasta conseguir una textura cremosa y homogénea.
  3. Verterla por encima de la base , y volver a llevar el todo, al congelador durante mínimo unas 4 horas (o la noche entera)

Para el coulis

  1. Llevar todos los ingredientes a la batidora y batir hasta conseguir una textura lisa y homegénea.
  2. Reservar en nevera.

Montaje Final

  1. Sacar la bandeja del congelador y trocear el cheesecake formando barritas al gusto.
  2. Servir en un plato y añadir el coulis por encima al gusto, junto con un poco de coco rallado.

♦Éste coulis vais a poder usarlo también en varias recetas!En vuestros pudins de chía, porridges, como mermelada en tostadas, con un yogur de coco, encima de unos crepes o bol de frutas, una de-li-cia!

¡A celebrarse y viajar en cada bocado!

cheesecake tropical sin cocción




Cremoso de Colinabo y Celeri

cremoso de colinabo y celeri

¡Nuevo reto para Abril! El haceros disfrutar, con este Cremoso de Colinabo y Celeri, de verduras que seguro veis en ciertas tiendas, pero con las que no os atrevéis…Normal! Hemos ido potenciando los monocultivos y limitando la biodiversidad, que ahora, a ver como uno se enfrenta a lo desconocido…pero sabéis qué? Pues que basta queriendo♥

Queriéndose a uno mismo para querer darse lo mejor en sintonía con nuestra madre tierra, y queriendo recuperar lo que hemos ido perdiendo por el camino para volver a encontrar el centro, el equilibrio, lo afín a nosotros y lo que nos hace bien. Así de complejo y de fácil a la vez 🙂

Y este Cremoso de Colinabo y Celeri te lo va a ratificar. Prometido. Está delicioso, y lleno de bondades! Aportando minerales en cada cucharada como el azufre, de gran poder depurativo, con acción anti-cáncer y aliado de nuestra salud respiratoria y piel. Y en potasio, fibra reguladora, y vitaminas antioxidantes A y C, además de la K, de vital importancia para la salud de nuestros huesos.

Y es que es fácil de preparar, de digerir, ideal para toda dieta de adelgazamiento y sobre todo para toda dieta equilibrada, variada y digna de nuestra microbiota, telómeros y células.

Puro amor, puro sabor.

Vamos al lío!

Ingredientes para el Cremoso de Colinabo y Celeri

  • 1 colinabo (llamado también nabicol o rutabaga), o en su defecto 1 colirrábano, pelado y mediano (si lo compráis con sus hojas, guardadlas para añadirlas a un potaje o plato de legumbres!)
  • medio celeri (llamado también apio-nabo) pelado y troceado
  • 1/2 cebolla troceada l gusto (tip de aprovechamiento: guardad la piel rica en vitaminas para usar en un futuro caldo)
  • pizca de sal bio de boletus de Herbes de la conca – tenéis 10% de descuento con el código de compra MAREVAHC -, o la que tengas
  • 1 c.sopera de aceite de oliva virgen bio
  • 1 c.postre de hierbas de provenza
  • 1 litro de caldo (vegetal, de pollo bio, el que tengáis)
  • 1 c.sopera de miso no pasteurizado
  • 1 c.sopera de crema de almendras bio o de mantequilla bio ghee de cabra
  • topping: pizca de pimienta de Espelette ( o pimentón o chile) y hierbas al gusto (yo he usado tomillo)

Elaboración

  1. En el fondo de la olla, verter chorrito del aceite de oliva
  2. Una vez caliente, verter la cebolla junto con la sal y las hierbas hasta que se dore, remover bien.
  3. Añadir el colinabo y celeri troceados, y volver a remover.
  4. Añadir el caldo y dejar que hierva unos 10 minutos.
  5. Verter todo en el vaso de la batidora, y batir una primera vez hasta obtener una textura homogénea y lisa.
  6. Añadir el miso y mantequilla de almendras o ghee, y volver a batir unos segundos.
  7. Servir y decorar con los toppings al gusto.

!A relamerse de Salud con placer!

crema de colinabo y celeri




Risotto de Mijo y Remolacha

risotto de mijo y remolacha

Abril, se tiñe de rosa con éste Risotto de Mijo y Remolacha fácil de preparar, y diseñado para conquistar a todos los paladares más goumets y healthies del planeta! Un plato reconfortante, lleno de color y de múltiples propiedades para nuestra salud digestiva, microbiota y células. Rico en proteínas, saciante y de alto poder alcalinizante, el mijo gusta hasta los más pequeños y es un auténtico aliado de nuestra felicidad. Es rico en triptófano, en vitaminas del grupo B y en magnesio, un mineral de alto poder reparador y muy necesario con los ritmos de vida que llevamos hoy en día.

La combinación del caldo de verduras rico en minerales junto con el hierro y betaína de la remolacha, no hacen más que sumar en nutrientes antioxidantes y energía mientras aprovechamos bien toda la magia de éste tubérculo, incluyendo también sus hojas y tallos, obteniendo un plato 100% de aprovechamiento, destacando el valor de todo lo que la naturaleza nos ofrece. El jengibre y el miso vienen a ofrecer una ayuda digestiva para favorecer la buena asimilación de todos los beneficios de este plato vegano, sin gluten y afín a nuestro cuerpo, listo para ser compartido.

Comer con salud, conciencia y placer es posible, y estás a punto de hacerlo con esta delicia de plato!

  • 2 Raciones grandes
  • Dificultad: baja
  • Tiempos: 10 minutos de preparación y 20 minutos de cocción

Ingredientes para el Risotto de Mijo y Remolacha

  • ½ cebolla
  • 3 tazas de caldo vegetal bio
  • zumo de ½ limón
  • 1 taza de mijo en grano, colado tras estar durante 8 horas en remojo
  • 2,5 c.soperas de aceite de oliva virgen bio
  • 1 c.postre de jengibre en polvo
  • 1 c.postre de romero en polvo
  • 1 c.postre de sal marina sin refinar
  • ½ calabacín bio, con piel, troceado.
  • ½ remolacha grande cruda y pelada
  • 8 hojas de remolacha, limpias y sin tronco(reservar uno para los toppings)
  • 1,5 c.soperas de queso vegano para rallar
  • 1 c.sopera de levadura nutricional
  • 1 c.sopera de shiro miso sin pasteurizar bio
  • toppings: extra de queso vegano rallado , 1 rodaja de limón y 1 mini tronco del tallo de la remolacha troceado

Elaboración

  1. Calentar un chorrito de aceite en una sartén y verter la cebolla, con una pizca de sal, hasta dorarla.
  2. Verter en la misma sartén, el mijo colado y mezclar bien junto con la cebolla dorada.
  3. Añadir luego 2,5 tazas de caldo vegetal, junto con el romero y jengibre, y las hojas de remolacha, remover todo bien. Dejar que se vaya cociendo a fuego medio y que el mijo vaya absorbiendo el caldo durante unos 10 minutos. Tapar, e ir vigilando que no se pegue el mijo, removiendo de tanto en tanto.
  4. Verter en el vaso de la batidora, ½ taza de caldo, el zumo de limón, la media remolacha y 1 cuchara sopera de aceite de oliva y batir todo junto, hasta que quede una salsa homogénea.
  5. Añadir la salsa y el calabacín troceado en la sartén con el mijo, remover bien y dejar cocerse, tapado, otros 10 minutos a fuego medio-bajo. Ir vigilando y removiendo de tanto en tanto.
  6. Mezclar en un mini bol, 1c.sopera de aceite con el miso, y reservar.
  7. Apagar el fuego y añadir el aceite de miso, la levadura y el queso rallado. Volver a mezclar todo bien y servir.
  8. Decorar con los toppings al gusto.

¡Feliz y colorido provecho!

risotto de mijo y remolacha-2

Receta elaborada para el periódico BioEcoactual, Abril 2019

Para leerla en catalán, haz click aquí